Audio digital vs Audio analógico

audio digital

Diferencias entre grabar audio digital y audio analógico

Existe un debate en el mundo de la grabación de audio acerca de qué tipo de grabación es mejor: ¿con audio analógico o audio digital?

Es un debate que puede continuar durante toda la eternidad, pero, como muchos otros debates eternos, ambas opciones tienen mérito en su justa medida. Hay ventajas claras para ambos y el hecho de que pueden ser combinados con gran facilidad y conveniencia es muy alentador desde mi punto de vista.

El audio analógico

El audio analógico fue el primero en llegar y permaneció reinando durante muchas décadas. Desarrollado como una versión reducida de la rama de los equipamientos e innovaciones de comunicación militares, la grabación analógica ha visto la totalidad de la existencia de las industrias de grabación y ha sido aplicada efectivamente desde su origen. Los puntos fuertes del analógico son innumerables, no hay conversión de señal entre la consola y la grabadora, así que lo se escucha es lo que fue grabado tal cual, sin pérdida de claridad o fidelidad. El analógico también puede chocar mucho más fuerte con una señal de lo que puede el digital. Esto conlleva tener grabaciones de sonido más llenas que transmiten una sensación más orgánica.

El último punto es especialmente importante en el mundo del rock y el metal, en donde las bandas son normalmente más “ruidosas” en su estilo. A mis ojos, la cinta siempre será la reina cuando se trate de calidad de sonido.

El audio digital

El audio digital es el llamativo niño nuevo del barrio, pero el niño, de hecho, puede desarrollarse con bastante “sustancia”. Aunque sus puntos fuertes y débiles contrasten con el analógico en varias opciones, la grabación digital puede ser igualmente efectiva e incluso más dinámica que la analógica.

Grabar algo digitalmente te ofrece miles de oportunidades de edición que nunca serás capaz de tener en el mundo analógico. Desde grabar toma a toma, hasta tener tantas pistas disponibles como tu memoria te permita, puedes crear mucho con todas tus ideas y experimentación.

El hecho de que puedes duplicar fácilmente proyectos tú solo, es una gran ventaja para la opción digital. Los archivos se pueden transferir electrónicamente en vez de enviarlos por correo normal, o cargando con uno o varios carretes.

Sin mencionar que un carrete de 2” te va a costar unos 200€, que es la misma cantidad que puedes pagar por un disco duro portátil de 2 terabytes que puede tener miles de proyectos más que cualquier cinta conocida.

El mundo digital también se está volviendo muy bueno para sintetizar el mundo analógico, creando un analógico de otro analógico, si así lo deseas.

Quizás te interese ver Iniciación a la grabación por ordenador

Con las fuerzas inherentes y debilidades que ambas ramas poseen, el debate nunca quedará se acabará. Me gusta seguir viendo los distintos testimonios de cada bando, pues significa que tanto el analógico como el digital seguirán vivos y progresando mientras el audio sea grabado.

DEJA TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *