Archivo de la etiqueta: Sucre

Puma Punk, el regreso a los escenarios

Puma Punk

Puma Punk, el regreso a los escenarios

El grupo Puma Punk nace el año 2005 en La Paz. Editan su disco homónimo el 2006, con canciones como “Viva La Piratería”,  “Superpaís” y “Antropófago” dos de las cuales fueron censuradas en radio y televisión, supuestamente, por letras inapropiadas. Puma Punk se presentó en diferentes lugares de la ciudad de La Paz promocionando su primer material y alcanzando altos puestos en los rankings.

El año 2008 Puma Punk graban su segundo álbum titulado “Magníficas Venas Abiertas Con Sal” con una producción más pulida y sonido más conciliador, del que se desprenden los singles “Mañana” y “Sobrevivirme”. En el  año 2010 editan “Dios Del Fútbol” una canción y video hecha para el mundial de fútbol de Sudáfrica de ése mismo año.

Y el 2011, Pepe Zapata (batería) se va a trabajar de chef a Buenos Aires, Rodrigo Bernal (bajo) ingresa a la desaparecida banda “Deszaire” y Mauricio Machicao (guitarra, voz, letras) inicia su proyecto flamenco fusión “Chola Chalá”.

Éste 2016 se reúnen para realizar la gira “This Is Libertad” por La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Sucre y Potosí.

¿Cómo se gesta la idea  del  regreso de Puma Punk?
MM: En realidad no lo veo como un regreso porque siempre estuvimos ahí los tres, es decir estuvimos en contacto, fiesteando, dándonos likes en FB jajaja- Seguimos con la amistad de siempre, pero en algún momento obviamente paramos de tocar juntos, pero termina siendo irrelevante en realidad.

Por Febrero yo me encontraba en una situación muy difícil a nivel personal y pues…le mandé un wassap al Pepe diciéndole que quería tocar en vivo, hacer una banda de covers o lo que sea y él me dice “Yo también y ¿Puma Punk?”. Yo al principio me reí pero en cuestión de 1 hora ya teníamos al Bernal adentro, una fecha para arrancar, a Shere nuestra amiga y ex mánager de la banda que justo se volvió de Santa Cruz con las pilas recargadas y la idea de hacer una gira. Imagínate! Puma Punk volvió no al ataque, sino al rescate.

¿Y la idea de hacer gira por Bolivia en vez de sólo quedarse en La Paz?
MM: Cuando las cosas fluyen todo es posible y  esa misma noche los changos hablaron de ir al interior. El Pepe era el más entusiasmado con la idea. Yo también obviamente, pero no sabía cómo y el Bernal decía que primero viéramos si aún podíamos tocar cómo antes. Sabio en todo caso. Antes, nunca fuimos al interior a tocar, nos engañaban con los contratos. No se daba. Pero ahora, en un par de semanas, les interesó llevarnos a tres ciudades del país con jugosas pagas y hermosos auspicios jaja.

¿Por qué se llama “This is Libertad”?
MM: “This Is Libertad” es el nombre de una canción de nuestro segundo disco que nos gustaba siempre a los tres más que cualquier otra, ya que es bien power y es el modelo de canción que nos define: un riff inteligente, letra venenosa y buena melodía. Lo sugerí para nombre de la gira, porque iba bien con eso de viajar y tocar con mis brothers y sentirnos libres gracias a la música.

¿Con qué ánimo se inicia la gira, con qué perspectiva  ven  ésta reinserción en la movida del rock nacional en Bolivia?
PZ: Empezamos a tocar con el ánimo de juntarnos, no para hacer una gira ni conseguir tocadas, si no con ánimos de desahogo y encontrarnos nuevamente como amigos y las cosas se fueron armando solas. Reinserción tanto no es,porque nunca nos fuimos, quedaban cenizas jajaja.

RB: Las expectativas son grandes porque cada quién estuvo activo en otras bandas, yo en Deszaire y ahora Mbox, pero Puma Punk es rock, sin ningún tinte ni híbrido musical, lo cual refresca el actual movimiento de rock aquí en Bolivia.

MM: Yo estuve haciendo flamenco desde el 2011 y le regalé mi Ibanez Talman a mi hijo Mateo, tal que de los tres yo era el más nervioso, ya que el Pepe y el Bernal siguieron rockeando. ¡Yo no había tocado una eléctrica en años! Pero el primer ensayo fue un flashback y todo bien. Los ánimos son excelentes, en el viaje a Cochabamba reímos como monos all the time. En Chola Chalá yo era el atorrante, en Puma Punk termino siendo el más cuerdo porque estos dos duds están locos.

¿Hay algo que se pueda hacer para que el movimiento rockero siga creciendo?
MM: Yo pienso así: no se puede hacer nada salvo formar tu banda. ¿Sabes qué? La realidad es que no hay consumidores de rock en nuestro país. No lo compran. No lo entienden nos guste o no. ¿Y qué podemos hacer? A llorar al rio. Suena cursi pero hay que hacerlo por uno.

Puma Punk¿Qué diferencias encuentran en estos días en comparación a lo que pasaba hace 10 años musicalmente en La Paz?
PZ: La diferencia es inmensa, empezando por la acogida y espacio de boliches que no es para nada la misma y la misma música. ¡Qué nostalgia de aquellos años!!!!

MM: Hay más boliches, más escenarios y gente que paga mejor porque te subas a mostrar quién eres. El 2008 por ejemplo, no habían buenos boliches en la zona sur, ahora tienes como unas tres o cuatro opciones. Eso sí, hay algo que no ha cambiado aun: creen que nos vestimos con la marca Puma y que tocamos solo punk jajaja. Mucha gente aún no visitó ni leyó sobre las ruinas de Puma Punk.

¿Cómo se han sentido al volver a tocar juntos? ¿Qué cosas han cambiado?
PZ: Se siente casi exactamente lo mismo de hace años, a no ser porque estamos un poco más malos, sería lo mismo. Lo único que cambió es el bajo de jailón del Bernal.

RB: Creo que más que un cambio hay una evolución personal (de vegetariano a vegano) y musical (de tocar mal a tocar menos peor jajaja). Y en cuanto a la banda, los mismos boludos geniales de siempre que suenan como una aplanadora. Ojo, con sincera humildad.

Hasta ahora ¿qué les ha parecido la recepción de la gente? ¿Cómo es el público que han tenido?
RB: La recepción es buena porque en el interior no estuvimos nunca y las primeras fechas fueron bien recibidas, además hay gente que escuchó Puma Punk, pero no en vivo y el punto fuerte de la banda es ése.

PZ: La recepción nos encanta porque es la misma gente que nos veía hace ocho años así que no sólo fue un encuentro como banda sino también con la gente que nos veía antes. Nuestro público es el mismo, pero más gordo y calvo

Mauricio, quería que me comentes un poco ¿Hiciste discos solistas? ¿De dónde sale “Por amor, por error?
Tocamos “Por amor, por error” en vivo, que es una canción de mi primer disco solista y del cual el Pepe es un gran fan jajajaja. Por supuesto para mí es un halago que mis brothers quieran incluirla en el repertorio de Puma Punk. Aquel disco fue mi ópera prima y ahí comencé mi carrera.

Hay músicos y gente que me dice que ése disco es mejor que Puma Punk, pero ¿te digo algo? Las letras que escribí para Puma Punk son mil veces mejores y pues…tocar solo es aburrido. Puma Punk es una banda, es mi familia dentro y fuera del escenario,  estos locos son mis hermanos. Voy a llorar. Gracias por la entrevista.

Más vídeos de Puma Punk en:

https://youtu.be/6-s1u1_9psk
https://youtu.be/Ui-Tj26unz4
https://youtu.be/RdkefaDm44I
https://youtu.be/zawfueplJEM
https://youtu.be/wJvEvD3yNYo
https://youtu.be/EmW2hWQVlKU

Un instante de rock en Sucre

rock en SucreUn instante de rock en Sucre

Era por el  año 98 cuando conocí al Julio, se hacía llamar El Negro. Este individuo cantaba y tocaba la guitarra, era fanático del rock nacional, y estaba enojado con la sociedad. Yo (Nano) también tocaba la guitarra y cantaba, nos conocimos por amigos de amigos, y con esos amigos decidimos hacer una banda llamada Amnesia (teníamos como 14 años, creo).

Ver ahora!Descargar ahora!

En el bajo estaba el Gustavo, en la batería el Tico (Walter), yo en la guitarra, y en la voz el Negro. Juntos éramos pura dinamita, según nosotros, el único gran detalle era pues que no teníamos ni batería, ni bajo, ni micrófono, sólo teníamos guitarras acústicas, pero ni siquiera eran nuestras, eran de parientes de cada quién.

Al pasar el tiempo, el Negro y yo nos dimos cuenta que no sería posible crecer como banda si seguíamos ensayando en tales condiciones de instrumentos. El bajo se tocaba en otra guitarra, y la batería en pedazos de cajas de cartón (era muy limitante). Y así transcurrían los días, hasta que alguien escuchó nuestras plegarias, y encontramos un lugar donde ensayar con verdaderos instrumentos eléctricos.

El dueño se llamaba Gualberto, parecía un tipo vivido, tocaba un poco de todo, pero sus fuertes eran el teclado y la guitarra. Su lugar de ensayo era casi al frente de la casa donde ensayábamos (ahora sé que la casualidad no existe), y, al escuchar música en la casa de enfrente, no dudamos en tocar y preguntar si nos podría prestar o alquilar el lugar.

Él nos dijo que nos cobraría 25 bs por hora. Como era buen tipo, nos daba todo el estudio, no nos faltaba nada en la vida… eso sí, la batería era eléctrica, pero a nosotros no nos importaba, la cosa era seguir componiendo y ensayando algunos temas que nos gustaban. Fueron mis primeros pasos con la guitarra eléctrica y los efectos, y para todos era como descubrir la magia pura.

El Negro tenía pues sus cd’s y casettes originales de bandas como Llajwa, Loukass, Coda 3, Wapb´s, Lapsus, etc. Esos grupos eran la banda sonora de nuestros días…, bueno, también de nuestras primeras escapadas de casa y nuestros primeros tragos y cigarros. Poco a poco, y con el trascurso del tiempo, el Negro y yo fuimos cambiando a los amigos por músicos, como cada uno cambia sus prioridades (a veces una banda se convierte en una reunión de amigos más que en un ensayo de música). Fue así que conocimos al Viejo Vladi, el tipo más artista que conocí hasta entonces.

“Nunca nos dimos cuenta que era una época tan especial de rock en Sucre”

Tocaba de todo un poco, escribía y tocaba la guitarra increíble, además, como era un “viejo lobo de mar” en el tema de la música y las bandas, no tuvo otra que juntarse con nosotros, adolescentes y enfermos por hacer música. El Viejo, aparte de guiarnos por el buen camino, nos llenaba pues de historias de las bandas pilares del rock en Sucre. Además, él había formado parte de ese otro momento musical, bandas como Viuda Negra, NTN o LLajwa eran  mencionadas todo el tiempo, a parte de su propio camino musical.

Ya la banda formada, comenzamos a componer y a grabar. Psiquis era el nombre del grupo, y a mí me faltaban 3 años para terminar el colegio, y ya estábamos grabando nuestro primer disco que titulaba Demencia Consumada, mientras organizábamos conciertos en los aniversarios de colegios con otras bandas de todo tipo. Nunca nos dimos cuenta que era una época tan especial de rock en Sucre, donde bandas como La Logia ya la estaban rompiendo, y muchas otras estaban a punto de formarse o más bien definirse, como por ejemplo La Chiva, El silencio, Maldita Jakeca, Baél, Judas Letal, El Parque, Intemporal, Cicuta, etc. Había un ambiente ideal para las bandas. Todos nos prestábamos cosas como amplis, guitarras, bajos y hasta músicos. Los conciertos eran llenos de los propios integrantes de bandas y de sus amigos.

Luego los festivales organizados en la “Recoleta” (bellísimo lugar) y la cancha universitaria. Con el tiempo las bandas se animaron más a grabar, otras se fueron del ambiente, y los músicos empezaron a rotar. La ciudad ya quería escuchar a bandas locales y quería ir a esos conciertos, y hasta te compraban lo que habías grabado. Todo pasó sin darme cuenta de que estaba viviendo la mejor época del rock en Sucre. A partir de ahí, las bandas grabaron discos e hicieron giras, lograron que en Bolivia la gente conozca sus nombres y canten sus canciones.

Y bueno, mi amigo el Negro y yo nos peleamos por las ideas diferentes de la banda, y él se fue con otros amigos a formar Cicuta, y yo, junto al Viejo, formamos Intemporal. Al pasar un buen tiempo, el Negro y yo nos volvimos a encontrar en la banda más grande que dio Sucre, un isntante más de rock en Sucre: La Logia. Tocamos ahí un buen tiempo, y luego él se fue a Santa Cruz de la Sierra a trabajar de Abogánster, y yo me fui a La Paz a estudiar música…LA HISTORIA CONTINUARÁ.

TODAS LAS BANDAS MENCIONADAS CUENTAN CON DISCOS…

Sígueme en Facebook

Oz, estilos musicales y sonoridades

ozOz, estilos musicales y sonoridades

Desde su primer disco de larga duración, SonidOz de Humo de 2004, Oz han insertado su nombre en todas las palabras que lo permitieron.

Con extendidas pausas pero a paso seguro, Oz , la banda, actualmente conformada por Horacio Guzmán (batería), Gabriel Valdivieso (bajo), Pedro Pablo Siles (voz), Santiago Irazoque (teclados y cello) y Ariel “Oso” Torrico (guitarra), se ha consolidado como una de las bandas más representativas del rock boliviano de las últimas dos décadas. Un lugar que confirma su más reciente producción, CronOz, que en palabras de Pedro Pablo es “la obra más ambiciosa y trabajada de la banda.”

CronOz es un disco conceptual que representa un cambio de dirección para Oz, tanto en el sonido como en el enfoque de trabajo. Consta de nueve canciones de las que ya se conocen dos: “Tempus” y “Gran Angular”, que son sólo una parte del abanico sonoro que propone esta producción.

“Desde ya, creo que ambos sencillos son bastante distintos entre sí. Uno tiene teclados y sintetizadores estilo Muse y el otro suena más a U2 o Arcade Fire, con el cello marcando el riff. El disco en general tiene varios climas, estilos musicales y sonoridades”, afirma el cantante.

El paso del tiempo como concepto es la columna vertebral sobre la que se construyeron las letras, los arreglos y la estructura general del álbum. Así, abarca desde el nacimiento (Vientre) hasta la muerte (Duelo) pasando por todos los puntos intermedios “hay un juego de oposiciones entre varios momentos de la vida: Juventud (Cristalina) y Vejez (Gran Angular), el tiempo que corre (Tempus) y el tiempo que se detiene en un momento entrañable (Alfiler). Por su parte, ‘Saturno’ narra la historia del dios titán Crono, desde el principio de los tiempos hasta que es destronado por su hijo Zeus.”

El proceso de creación y producción de este material también obligó a los integrantes de Oz a dejar un poco de lado el sonido ya conocido y asumir algunos riesgos.

“Hay muchos instrumentos y sonidos que antes eran impensables y que en gran parte se deben a Santiago Irazoque, quinteto de cuerdas, piano de cola, cello, sintetizadores, etc. (…) hubo temas en los que desde la concepción apuntamos a hacer otra cosa, saliendo de nuestra zona de confort. Ahí entran las zampoñas o los pasajes instrumentales extensos”.

A esto se suma, también, el cambio de productor. En esta ocasión decidieron trabajar con So Myung Jung, con quien encontraron una nueva forma de comunicación e identificación que les ayudó a renovar su sonido. Pedro Pablo nos cuenta que “(…) los dos álbumes anteriores fueron producidos por Martín Joffré, que de alguna manera es responsable por el sonido clásico de la era 2004 y del renacimiento del 2012. Pero ahora necesitábamos la paciencia asiática de So, su apertura a nuevas ideas y su capacidad de resolver problemas complejos y su imaginación rockera. Tal vez porque es de nuestra edad, hemos podido comunicarnos en otros niveles, y eso ha generado resultados increíbles.”

Oz se encuentra en un buen momento, con muchos planes y apuntando a que su trabajo se escuche en todas partes. Con un flamante disco y video ya iniciaron una gira nacional en la ciudad de Santa Cruz que los llevará en los próximos meses a Cochabamba, Oruro y Sucre.

“Si todo sale bien, desembocamos en Buenos Aires en unos meses. Queremos llevar este álbum a todas partes, que se escuche, que cause repercusión.”

Y aquellos que asistan a los conciertos programados para esta gira podrán esperar un show completo y variado. “Nos gusta combinar el poderío rockero electrificado con una sección más íntima y sofisticada que incluye cello y hasta cuerdas. Cada vez tocamos menos covers –mal que mal ya tenemos cuatros discos-, pero de vez en cuando asoma Soda Stereo o Muse, que se llevan muy bien con nuestro repertorio propio.”

Es así que Oz encara una nueva etapa y Pedro Pablo es optimista, considera que la escena musical boliviana ha crecido bastante y que ya se han superado muchos obstáculos que en el pasado impedían que las bandas crezcan.

“Creo que es un muy buen momento para la música en Bolivia. La producción es variada y cada vez más profesional en sonido y recursos. Además hay una comunicación mucho más fluida entre géneros diversos y entre ciudades diferentes. Y una escena saludable genera menos mezquindad y menos roscas, que al final sólo representan la desconfianza de un movimiento insipiente, inseguro. Creo que se ha superado eso y que el panorama es prometedor.”

Fanpage
Canal de YouTube

Acto cultural de protesta en Cochabamba

protestaPara quienes residimos en la ciudad de La Paz y escuchamos a la distancia todo lo acontecido en la Universidad Mayor de San Simón, nos parece haber desempolvado noticias de hace más de 30 años, cuando se vivían dictaduras y la privación de estudiar era algo que tenía que aceptarse con el resto de las penurias de la mano de la circunstancia.

Para los estudiantes cochabambinos, sin embargo, son hechos reales, vividos en el presente y que desde principios de este año han desencadenado conflictos que ya superan el tema educativo y entran en terrenos políticos y sociales. Fueron más de tres meses de no pasar clases o, como única opción, pasarlas en placitas, parques, colegios, y cafés. A una pequeña cantidad de ellos les fue claro que la solución no se encontraba en violentar sus acciones y demandas; por eso, el pasado 25 de Julio, en las puertas de la Universidad, se realizó un acto cultural de protesta en defensa de la autonomía universitaria.

Convocando a una denuncia sin violencia, se invitó a todo artista inmerso en la causa a aportar con su participación y fue así que tuvimos el elenco de teatro La Murga Trono, la presentación de Desarme, A pie, y desde Sucre a La Logia, entre otros. La fecha, que coincidía con el día de la autonomía universitaria, consistió en una mañana entera de presentaciones que terminaron con A pie a principios de la tarde.

¿Esperaríamos haber visto a una gran masa estudiantil apoyando este evento? Sí, sería lo más lógico, pero el hecho de haber visto cerradas las puertas por más de tres meses no necesariamente sirvió para tal concentración. Ya sea por la difusión del evento, o la ausencia del alumnado, el acto cultural de protesta no llegó a más de 80 personas, sin contar los curiosos que observaban desde las movilidades al pasar por la avenida Oquendo, o quienes caminaban por los alrededores.

El momento clave podría ser la presentación de La Logia, que por su naturaleza de demanda, captó la esencia de la intención del evento y en las redes sociales pidió que el arte que transmitieron esa mañana se convierta en lucha, llamando al estudiante movilizado. ¿Es una llamada a la violencia? No necesariamente, sino una invitación a recordar lo que los estudiantes en Francia de 1968 gritaban: “La imaginación al poder”.

Si bien el acto cultural de protesta no llegó a todos, es un pequeño ejemplo de la acción sin violencia, de la movilización con fines de consenso, no de agresión; quizás el apoyo estudiantil es la clave que faltó; quizás el alumno movilizado no está consciente todavía de que se puede lograr mucho con el arte; o quizás, después de todo, el arte no sea considerado herramienta viable para las demandas que algunos de ellos tengan.

Sea esto bueno o no, todavía hay personas que creen con convicción en el poder del arte, y creo que esas personas ven posible el cambio con la máxima expresión de la cultura; ellos son, creo, el legado de esa protesta estudiantil de medio siglo atrás, que coreaba el famoso “Seamos realistas, pidamos lo imposible”