Archivo de la etiqueta: salud

Consejos contra el miedo escénico

miedo escénicoCómo superar el miedo escénico

El miedo escénico es una paradoja interesante. Muchos cantantes están dispuestos a sufrir parálisis por la ansiedad mientras cantan. ¿Qué nos lleva a elegir y soportar estas auto torturas?

El miedo escénico es normal e incluso útil. Le da a nuestro canto energía, pero cuando el miedo escénico es excesivo y se transforma en algo contraproducente, tenemos que tomar medidas para neutralizarlo. Aquí hay un pequeño truco que aprendí de un entrenador de Nueva York llamado Jim DeBlaises, que puede serte de ayuda para superar ese miedo a actuar en un escenario y que calmará tus nervios.

Pregúntate si a lo que tienes miedo va a pasar. Escribe todas las cosas que podrían ir mal, ¿qué es lo peor que te podrías imaginar? ¿Cuáles son tus peores miedos? Haz una lista de todas las cosas que podrían ir mal. Ahora confróntalas una a una realizándolas.

¿Crees que podrías desafinar? Entonces canta unas cuantas canciones desafinado. Si estás asustado de que se te olvidará la letra, vale, canta unas cuantas canciones y olvida sus letras. Quizás te asuste que tu voz se resienta, vale, pues cuanta unas canciones como si la tuvieras resentida.

Haz realidad todos los fallos que puedas pensar. ¿Qué pasa si no llegas a la canción a tiempo? Intenta también eso. Simplemente vuélvete loco, haz todo cuanto se te ocurra.
Haz todos esos errores, simplemente haz un trabajo terrible.

No será tan fácil como suena, pronto verás que es más difícil cometer errores de lo que crees. De hecho, es casi tan difícil hacer errores forzados como lo es intentar ser perfecto. Pero después de que lo hayas hecho unas cuantas veces, te darás cuenta de que el miedo comienza a disiparse y tus miedos comienzan a ser graciosos. Pon algo de práctica en esto, no es suficiente sólo con leerlo.

Cada uno trata con sus nervios a su propia manera. He oído varias veces las palabras de Harry Truman, y aquí vienen perfectas: “Si no puedes soportar el calor, entonces sal de la cocina”. Se volvieron útiles cuando empecé a perder los nervios. Por supuesto es en donde quiero estar, en la cocina es donde está toda la acción. Aún recuerdo todos los días por qué quería ser artista al principio.

Si nada de eso funciona para ti, siempre está el truco que Carol Burnett usaba para mantener las cosas en perspectiva. Recomendaba visualizar a tu audiencia desnuda, pero sólo si puedes hacerlo sin ponerte nervioso.

Ira y la Ley de Identidad de Género

Ley de Identidad de GéneroIra y la Ley de identidad de género

Hace pocos días se promulgó la Ley de Identidad de Género, que habilita a la población transexual y transgénero boliviana para que pueda acceder al derecho de la identidad personal, a cambiar su nombre y el dato del sexo en todos sus documentos de identidad, de acuerdo a su identidad autodefinida. Este cambio permite a las personas transexuales y transgénero el ejercicio de sus derechos fundamentales como el voto, la educación, la salud, el empleo y la vivienda, entre otros.

Ver ahora!Descargar ahora!

En los días posteriores a la promulgación, las redes sociales fueron invadidas con manifestaciones a favor y en contra de la Ley, y éste no es un escenario de debate desconocido para nadie. Por el contrario, plataformas de opinión como Facebook y Twitter son de uso popular en aproximadamente tres millones de bolivianos, en un porcentaje amplio entre los 18 y 40 años. Las estadísticas señalan que a medida que pase el tiempo más gente estará “conectada”, mientras muchos nos preguntamos cuál es el verdadero significado de aquella palabra.

Si bien resulta difícil saber realmente cuántas personas han compartido su opinión en la red respecto a la Ley de Identidad de Género, existe una realidad evidente: hoy la manifestación libre de una persona a la que estás “conectada” tiene repercusiones en tu sensibilidad.

Esa puede ser la razón por la que en los últimos días los círculos sociales de discusión respecto a la Ley de Identidad de Género han estado llenos de IRA. Y ése es precisamente el nombre del más reciente trabajo de Libellula, “IRA”, una canción, acompañada de un videoclip, en el que se logra comprender aquel sentimiento como una prisión de la que no se puede salir, que se alimenta del miedo y produce miedo, envolviendo al ser en un círculo del que es muy difícil escapar. Este trabajo logra, desde mi punto de vista, describir el camino que ha tomado el debate en torno a la Ley de Identidad de Género.

“En los días posteriores a la promulgación, las redes sociales fueron invadidas con manifestaciones a favor y en contra de la Ley”

Ha circulado un vídeo en el que un grupo de personas describen a la Ley de Identidad de Género como una Ley “oscura” que (cito) “discrimina y vulnera la ética y la moral”, siendo una ley “discriminatoria, exclusiva, no debatida, impositiva y privilegiada” que “vulnera otros derechos”. El vídeo ha sido compartido cientos de veces, y en cada una de las publicaciones se ha generado una serie de comentarios envueltos en ira, que provienen, además, tanto de las personas a favor como de las personas en contra de la Ley.

Y una vez más, una realidad que precisa diversidad de opinión, comunicación y empatía con el otro, se ha convertido casi en un pretexto para la difusión del miedo, los prejuicios, la riña personal y el encarcelamiento del pensamiento.

 

Estoy cada vez más convencida de que el camino del debate impersonal en las redes sociales no es suficiente. Aunque para muchas personas parezca un significativo aporte, recae en el ego y la ira del mismo, que ante argumentos que refutan una expresión personal decide lo más fácil e inmediato: IGNORAR – BLOQUEAR – CERRAR.

Desde su “red personal” uno decide con qué información quedarse, qué opiniones son “dignas” de ser leídas y comentadas, quiénes merecen nuestro tiempo y preocupación, y el debate real se diluye entre opiniones personales.

En un tiempo en el que urge mirarse en la realidad del otro, de todos, incluso aquellos cuyas realidades y luchas no conocemos, conviene re-pensar nuestra red ¿cuándo ha sido la última vez que nos hemos sentado a conversar con una persona que no comparte nuestras ideas? ¿cuán conectados estamos realmente?.

https://facebook.com/nosotrassomosbolivia/

Cómo cuidar la voz para cantar mejor

cuidar la vozUsamos la voz de forma tan mecánica, que es como respirar, ya ni nos damos cuenta y pensamos que no hay que tomar precauciones ni darles una especial atención.

Nadie tiene la fórmula mágica de cómo cuidar la voz para cantar mejor… hablar poco, proteger la garganta con bufandas, no beber cosas frías… Cualquier ejercicio o comportamiento beneficioso para nuestro cuerpo, siempre influirán de forma positiva en la voz, en nuestra voz.

Los mejores consejos para tu día a día es ser consciente de tu postura al respirar, intentar beber litro y medio de agua mínimo, usar ropa acorde a la estación en la que te encuentras, masajes en espalda y cuello esporádicos, una dieta correcta y que contenga todos los nutrientes necesarios… y muchos pequeños descansos para ti y para tu relax.

Si tu problema es una pequeña afección como dolor de garganta o inflamación, lo mejor es hablar lo menos posible. Haz gárgaras con te de salvia y miel, y bébelo caliente y a sorbitos, algún caramelo antiséptico para chupar, baños de vapor con un poco de mentol y mucho descanso.

Si has pillado la gripe o algún proceso gripal lo mejor es la agrimonia, el hinojo y el regaliz. En este estado es fundamental dormir todo lo posible, y darle mucho descanso a nuestro cuerpo. Si quieres aprender cómo cuidar la voz para cantar mejor no puede faltar el descanso.

Os desaconsejo por experiencia que antes de una actuación, o incluso durante ella,  no bebáis café o bebidas gaseosas, no fuméis… y no deis voces. Si no te oyes, pide al técnico de sonido que suba te suba la voz, tu voz y baje por monitores para que no se acople.

Además de estos consejos para cuidar y ejercitar la voz y tu salud, te recomentamos este libro: descargar ebook

¿Quieres aprender a tocar el djembe?

aprender a tocar el djembeUno de los instrumentos con los que vas a disfrutar desde el principio es con el djembe. Aprender a tocar el djembe es bastante sencillo y gratificante. Si eres batería y quieres actualizar tu forma de tocar, o solo quieres darle otro punto de vista a tu estilo, comprobarás que el djembe es un gran instrumento. Cada djembe tiene un sonido diferente porque cada uno es único, y con ellos podrás conseguir detalles emocionantes para tu música.

Te aconsejamos que antes de ponerte a tocar el djembe u otros instrumentos, hagas algunos ejercicios de estiramiento. Piensa en tu salud y sigue estos consejos: descargar ebook

La importancia de la coordinación del ojo
Lo más importante a la hora de aprender a tocar el djembe es prestar atención a la coordinación mano-ojo. La versatilidad de este instrumento hará que ciertas partes de tu mano conseguirán, en ciertas partes del djembe, sonidos muy diferentes. Un ejemplo que puedes comprobar ahora mismo es que si golpeas en el centro con la palma de la mano, obtendrás un sonido grave que queda zumbando, mientras que si golpea con los dedos sacarás un sonido corto y agudo.

Como te decía, al principio deberás prestar atención a tus manos y dónde golpeas. Es fundamental que aprendas estas técnicas básicas, y que trabajes en la coordinación mano-ojo. Después de unas semanas podrás tocar de forma natural, y no tendrás que mirar tus manos.

El juego del circulo
Si vas a aprender a tocar el djembe, tarde o temprano tendrás que participar y tocar en un círculo de djembes. Es una actividad muy divertida y un lugar genial para conocer a otros percusionistas. Siempre que participes en un círculo habrá un patrón que debemos seguir. Todos tocarán el mismo ritmo y, por turnos, irán tomando protagonismo improvisando sobre el ritmo base. Tienes que tocar al mismo volumen que los demás, y tener cuidado de no destacar constantemente porque podrías molestar a los otros integrantes del círculo.

Encontrar Lecciones de Djembe
A veces es difícil conseguir clases de un profesor para aprender a tocar el djembe fuera de Internet, pero tendrás que esforzarte y seguir buscando para aprender las técnicas necesarias. Unirse a un grupo puede ser peligroso al principio al no tener experiencia previa, y quizás sea algo desalentador. Yo te aconsejo que busques sitios web para comenzar. Estas webs suelen tener tutoriales paso a paso y videos explicativos que serán de gran utilidad