Archivo de la etiqueta: ritmo

Consejos para tocar la guitarra y cantar a la vez

tocar la guitarra y cantar a la vezHace falta escuchar música muchas veces para perfeccionar el tocar la guitarra y cantar a la vez. Ya que trabajas con una palabra por cada nota que tocas en la guitarra, haces que cada parte de la música vayan en ritmos diferentes.

Puede hacer falta algo de práctica para perfeccionar esta agrupación, y verás que hay algunos obstáculos que son importantes sortear desde el principio. Debajo verás algunos de los problemas más comunes para los artistas musicales:

– Armonizar una sílaba de una canción en concreto a determinada nota de la guitarra.
– Mantener un patrón mientras tocas.
– Mantener un control.
– Mantener la coordinación del tiempo durante la parte de la canción.
– Poseer ritmos musicales en la coordinación de tiempo adecuada.

Aunque parezca una tarea imposible ejecutar dos ritmos simultáneamente, incontables hombres y mujeres han mejorado su canto y guitarra simultáneamente. Debajo hay unas cuantas sugerencias que te ayudarán a mejorar los métodos:

Empezar poco a poco

Uno de los fallos más comunes que una persona tiene es el esperar llegar mucho más lejos de golpe. Escogen canciones complicadas que, o son demasiado difíciles para tocar en la guitarra, difíciles de cantar o ambas. El resultado es que una cosa o la otra se resiente. Muy a menudo el tono se canta bien, aunque el rasgueo de la guitarra se vuelve monótono, sin lograr que cambie.

Es más fácil escoger una canción que sea sencilla de tocar en tu guitarra y también fácil de cantar. Si prefieres una canción dentro de tu rango vocal empleando un ritmo más simple, tendrás muchas más probabilidades de interpretar la canción y la música simultáneamente.

Para que sea sencillo, haz un esfuerzo por tararear la canción mientras la tocas con la guitarra. Necesitarás acostumbrarte a practicar con los acordes de la guitarra para que no pienses en los cambios de la mano, de forma que liberes la mente para prestar atención a las palabras clave y frases a la hora de cantar.

Uno de los principales problemas con los que se enfrentan las personas a la hora de tocar la guitarra y cantar a la vez es la coordinación del tiempo. Si las palabras no se cantan en el momento justo, las notas de la guitarra se adelantarán dentro de la canción que elijas. En otras palabras, sé preciso tanto con las notas que tocas como con lo que cantas durante toda la canción.

Sé simple, canta el primer verso y apréndetelo antes de avanzar al siguiente. Cuando decidas cantar una canción fácil, te recomiendo que seas capaz de controlar el primer verso inmediatamente.
Otra forma de hacerlo fácil es el seleccionar una canción exactamente en donde el ritmo de la canción y el de la guitarra sean comparables. Haciéndolo de esta manera, no necesitarás preocuparte por desincronizarte entre tu mano y tu voz.

Aprovéchate de tu originalidad

Como cantante nuevo, una de las habilidades más significativas que aprenderás será el imaginarte el tono, visualizando tu cuerpo junto con tu voz produciendo la nota correcta.

Necesitarás usar esa misma estrategia imaginativa cuando estudies formas fáciles para cantar y divertirte tocando la guitarra.

Como ejemplo, puedes tocar la canción mentalmente mientras te ves a ti mismo tocando la guitarra. Cuando conozcas la canción bien, será posible “ver” tus dedos componiendo los acordes. Mucha gente comienza grabando la canción, aprendiéndola y cantándola. En caso de que lo grabes, intenta cantar con música real. Esto sirve para desarrollar tu percepción de manejo del tiempo, así podrás fusionar el ritmo de la música sonando, junto con tu ritmo.

Te mandamos muchas fuerzas, y te animamos a que lo intentes porque comprobarás que podrás tocar la guitarra y cantar a la vez muy fácilmente. Esperamos vuestros comentarios y dudas. Hasta la próxima!

Guardar

Cómo escribir canciones. Escuchar, grabar, tocar y escribir.

escribir canciones¿Así que quieres saber cómo escribir canciones? Vale, entonces aprendamos cómo hacerlo del mejor compositor.

Todos sabemos que Beethoven, el gran compositor alemán, estaba dando un paseo por el bosque con un amigo, a la distancia se escuchaban animales de granja, mientras andaban y hablaban, Beethoven cogió un cuaderno y escribió unas notas musicales, fue a casa y cogiendo sus notas se puso a trabajar en su piano. Tiempo después creó su “Sinfonía pastoral”.

Beethoven siguió cuatro simples pasos: Escuchar, grabar, tocar y escribir. Suena raro cuando lo dices de esa manera, pero hay trabajo por hacer. Aunque no vayamos a escribir una sinfonía y sea simplemente escribir canciones individuales, los pasos son los mismos, simplemente de forma más básica.

Paso 1: Escucha para poder escribir canciones

Lo que comprendió Beethoven es que la inspiración para la música viene de escuchar los sonidos que te rodean. Puede ser un ritmo del tren, el sonido del tráfico, el viento o un martillo neumático de una obra. Puede ser incluso una conversación poco común en el autobus en un idioma que no entiendas. Algunos han visto música en una tormenta de relámpagos. La música está en todas partes, no es algo que la gente haya escrito. El truco está en escuchar, no analices, ni siquiera te concentres, simplemente escucha, deja que el sonido te llegue y absórbelo.

Es obvio que también se puede adquirir inspiración de la música de otras personas. No es ninguna coincidencia que la mayoría de los guitarristas y compositores tengan una colección amplia de discos, escuchan lo que otra gente hace.

Paso 2: Grabar

La segunda cosa que entendió Beethoven fue el tener un historial de sus ideas. Hoy en día, cada teléfono móvil tiene una grabadora de audio, o si lo prefieres puedes tener una buena grabadora de audio para dicha tarea. Si escuchas algo que te guste, grábalo. Si alguna nota te viene a la cabeza, cántala para tu grabadora, lo importante es quedarte con la mayoría de ideas que tengas. Más tarde podrás desechar las ideas malas, simplemente graba todo cuanto tengas y que se te pueda olvidar.

Paso 3: Toca

Cuando digo toca, no me refiero a que te sientes con tu guitarra o tu piano y toques. Puedes hacer lo que prefieras para estar cómodo, pero si estamos hablando de jugar con las ideas que tienes en mente, hay que tocarlas y no dejarlas en la grabadora. Toca para divertirte, siente los ritmos, cambia el tempo, voltea la cabeza… La creatividad no sólo consiste en decir o hacer cosas por primera vez, consiste en hacer cosas, añadirlas a los procesos y producir algo que sea fresco y novedoso.

Paso 4: Escribe

Hoy en día, escribir es fácil. Hay muchos programas de anotación en el mercado, incluso gratuitos. Si tocas un instrumento puedes conectar el ordenador mediante una interfaz MIDI o con un micrófono.

Con esto tendrás lo necesario para saber cómo escribir canciones, recuérdalo “Escuchar, Grabar, Tocar y Escribir”.