Archivo de la etiqueta: mezclas

Añadir efectos a tu mezcla

Cómo añadir efectos a tu mezcla

añadir efectosDespués de que todo está perfecto en tu mix, el último paso es el añadir efectos. Esto es la cereza sobre la tarta de tu mezcla. Los efectos más básicos en DAWs incluirán reverb, delay, chorus, distorsión, filtro, flanger, etc.

Normalmente cuando estoy mezclando, se me ocurren nuevas ideas para efectos que quiero usar en algunos instrumentos o vocales (quizás reverb o delay que creo que quedaría bien en una parte determinada). Aquí es donde voy a otro canal individual y averiguo qué efectos quiero usar, qué canales usaré y cuándo.

Pero tienes que tener cuidado, es seguro usar el EQ y compression/gates para tus insertar efectos en el canal, pero cuando tienes que usar reverb, delay, etc. (Efectos que requieren mayor procesamiento) es recomendable que los uses como efectos de envío para evitar que tu PC reciba daños. Si sobrecargas el canal con muchos efectos de insert, se creará mayor procesamiento, ralentizará tu ordenador y posiblemente provoque que se cuelgue o se congele. Si usas VSTs, siempre hay una opción de “Congelar” el canal VST, eso te ahorrará mucho procesamiento también. Siempre puedes volver luego y “descongelar” el VST para editar la parte que necesitas. Eso es algo que me gusta hacer cuando uso VST en un proyecto, ya que es una gran herramienta para evitar cuelgues no deseados.

Después de hacer casa paso de la mezcla, me gusta escuchar una vez más y hacer cualquier ajuste necesario. En este momento puedo sentir que mi bombo carece de claridad, entonces puedo volver a mi EQ, cambiarlo y ver si queda mejor. Puede ser cualquier cosa.

También, GUARDA CONSTANTEMENTE cuando estés trabajando, y siempre “GUARDAR COMO” algo con lo que quieras experimentar que conlleven cambios drásticos. De esa manera, si te pasas, podrás volver desde donde empezaste y no perder ninguna mezcla con la que ya hubieras comenzado. Siempre puedes borrar el proyecto que hayas “Guardado como”. Muchos DAWs también tienen la opción de autoguardado y normalmente se puede configurar en varios intervalos de tiempo. Yo tengo mi autoguardado cada 5 minutos y probablemente guardo manualmente cada minuto. También haz una copia de tus archivos en otro disco diferente siempre que puedas.

Espero que esto sea un buen punto de inicio para algunos de vosotros creadores de mezclas que están intentando comenzar con todo.

Cómo crear el bajo perfecto en tus mezclas

bajo perfectoA menudo se dice que el bajo perfecto es lo más difícil de manipular correctamente en cuanto a programación y grabación de la música electrónica. El bajo es el pegamento que une las otras partes de la canción, y en algunos casos, puede ser lo más importante. Domina los aspectos del bajo y obtendrás una gran victoria, hazlo mal y habrá que empezar de nuevo.

El elemento clave en la música dance es la relación entre el bombo y el bajo. El truco para lograr esto es encontrar un bombo y un bajo perfecto que se complementen el uno al otro en vez de luchar por el mismo espacio y frecuencias. Una técnica como la compresión en cadena puede ser muy útil para lograr una buena mezcla entre el bombo y el bajo.

Estos son dos tipos de bajo que deberías vigilar: Bajo regular (90hz-300hz) y sub bajo (20hz-90hz). Ignorar el sub bajo hará que tu pista suene plana y débil, especialmente en un sistema grande. Recuerda que el sub nunca debe sobrepasar al bajo normal en tu mezcla. Un par de monitores y/o un conector analizador de frecuencia te ayudarán cuando intentes lograr un equilibrio entre los dos.

Hay tres categorías generales que hay que vigilar cuando componemos el bajo perfecto, está el bajo que actúa como ritmo. Es una línea de bajo que contiene elementos no melódicos pero sí un ritmo que conduce la pista. Este tipo de línea de bajo proveerá a tu pista de una columna vertebral rítmica, creando espacio para permitir elementos de percusión melódicos que vendrán dentro de la mezcla. Este tipo de bajo es creado con el uso de notas octavas alternadas o a través de una quinta nota de la escala.

El riff del bajo es de estilo más complejo y puede añadir más elementos melódicos o enganchar la pista. Usar una mezcla de muestra en vivo y notas programadas puede resultar efectivo. Recuerda ajustar las velocidades. También es una buena idea el apagar el “quantise” en tu DAW y poner las notas manualmente alrededor después de haber grabado tu riff para añadirle un toque más natural.

La tercera categoría es el punto de referencia como guía. Es común en un género como el electro house. Este tipo de línea de bajo guía necesitará mantener a los oyentes interesados durante la pista. Esto puede hacerse comenzando con el patrón básico y mejorándolo con un conjunto de trucos de programación y efectos conforme avanza la pista. Recuerda que si usas el bajo de guía, deberás también añadir una segunda synth una octava o dos más alta para darle contenido armónico y asegúrate de que el sonido es suficientemente grande para llenar la pista.

Entendiendo qué quieres lograr con tus líneas de bajo y sabiendo algo de técnicas básicas de producción, lograrás dar ritmo e intensidad, proporcionando una fuente sólida y rítmica en tus pistas en nada de tiempo.