Archivo de la etiqueta: Matamba

Electroshock, rock con corazón

Electroshock

ELECTROSHOCK. Entrevista a MARCO MACIEL Y DANIEL SUBIRANA

Electroshock está presentando su nuevo video “No Sé”, y está a punto de lanzar un DVD. Tuve  la oportunidad de entrevistar a Marco Maciel (voz y bajo) y a Daniel Subirana (batería). Os dejo todo lo que estuvimos hablando.

Ver ahora!Descargar ahora!

Ahora mismo Electroshock estáis promocionando vuestor nuevo single, “No Sé”. Contadnos algo sobre el tema Marco.
Bueno, la canción tiene una melodía compuesta por el Motete (Esteban Motete Zamora, guitarra). Me pasó la música y yo empecé a escribir sobre eso. El estribillo ya estaba hecho, y sobre eso escribí el resto de la canción, como haciendo la trágica y tratando de hacer algo melancólico también. La canción dice “No sé cuánto vales” y habla de un desamor, sobre una de esas chicas malas que nos rompen el corazón.

Daniel: Una chica que no se decide, y al final quieres valorar si vale la pena, y eso es el “no sé cuánto vales”.

Marco: Como que juega con uno. Pero no lo decimos tan a lo Maná (repitiendo todo el tiempo “mariposa traicionera”, etc.). Nosotros lo decimos de otra forma. Por ejemplo, en la parte que dice “cuando dejas ver dónde está tu diversión, imagino una puta sin corazón”, pusimos “fruta sin corazón”, porque si no lo cambiábamos nos podía dar problemas de censura, y nos dimos cuenta que el tema pegaba bastante entre los niños. Por ejemplo, al hijito de Daniel le gusta mucho. Siempre es bueno no salirse de los límites, y mejor si la canción es indirecta. Por ahí puede gustar, por el lado musical, aunque uno no entienda mucho la letra.

Daniel: Cada uno ya le da su sentido y se identifica con algo que no tiene nada que ver con lo que hemos pensado. Pero se identifican y les gusta. Bueno, en tocadas en boliches sí decimos la palabrota…

Marco: Sí, a la gente le gusta cantar así despechada, botar sus sentimientos en las tocadas en vivo, y tampoco hay niños…

Me enteré que están sacando un DVD…
Marco: Sí, es un concierto que grabamos el año pasado en el teatro de la Casa de la Cultura en Tarija. Decidimos hacer dos funciones e invitar al Grillo y al Matamba para que sean parte de eso, siendo referentes del reggae y del rock de acá. A fines de mayo ya debería salir el DVD con el título En La Casa.

Daniel: Eso con la intención de fomentar la movida en Tarija, porque en teatros de allá solo se ven obras de teatro o grupos folclóricos. Electroshock somos el primer grupo de rock que trata de romper un poco eso, y lo logramos. Y con ese plus de que vino Grillo Villegas, quien desde sus tiempos en Loukass solamente tocó 4 veces en Tarija, y solo dos a nivel concierto con su banda. Y aprovechamos el hecho que tenemos un tema con Matamba (”Postales”). Y la verdad, en Tarija nunca lo presentamos en vivo con Matamba, entonces fue algo para que nuestro público local pudiera tener esa experiencia.

Electroshock Están Electroshock trabajando en otro disco?
Marco: Por el momento no, estamos esperando que caiga del cielo un auspicio grande para poder grabar un próximo disco, aunque sea el año que viene. No, es una broma en realidad, pero sí tiene mucho que ver lo económico, porque grabar un disco es muy caro.

Les parece que la industria musical en Bolivia es profesional?
Marco: Hay muy pocos que lo hacen de manera profesional.

Daniel: Sin embargo, no es fácil sacar un producto afuera, ya que no todos cumplen con los estándares de calidad internacional.

Marco: Creo que por el momento Aviónica es la única banda de rock que hace un trabajo a este nivel internacional. De bandas folclóricas o de cumbias no conozco mucho, los estándares se mueven. Sé que hay muchas bandas que se mueven a nivel internacional, pero hablando de bandas de rock, Aviónica suena del carajo, produce afuera y con productores de otro nivel.

Daniel: Eso te deja que aquí en Bolivia no hay. De hecho, para el siguiente disco estamos buscando ir afuera, pero también es mucho más caro, pero ya tienes la ventaja de poder competir con otros productos, y tener más oportunidades a nivel internacional.

“Una banda nacional no tiene la plata para poder tener un grupo de gente que ayude en eso, y los músicos tienen que moverse por su cuenta.”

Marco: Sí, pero es muy caro para lo que Electroshock queremos hacer. Bueno, puedes grabar un disco por 1000 Bolivianos en tu casa, pero no es lo mismo.

Sin pensar mucho en querer vender en el exterior, hasta en el mercado local resulta difícil vender discos. Ni siquiera es fácil conseguir los discos de bandas locales y en muchos casos terminas contactando con la banda directamente para comprar algo.

Daniel: Sí, nosotros mandamos mucho por correo.

Marco: No hay quien se encargue de eso. Una banda nacional no tiene la plata para poder tener un grupo de gente que ayude en eso, y los músicos tienen que moverse por su cuenta. Y no todos los músicos tienen la vocación o el tacto para gestionar eso. Nos cuesta mucho entrar en distintos lugares, conseguir tocadas, hablar con ministerios o gobernaciones, movernos para ver quién puede vender el disco o hacer trámites.

Daniel: Hay una empresa sin fines de lucro en Cochabamba que quiere que progrese el rock nacional, que se llama “Ahí Va”. Recién es muy nuevo, pero ellos juntan discos de todo lo que puedan y puedes contactarte con ellos, y te envían los discos a cualquier parte de Bolivia. https://www.facebook.com/ahivabolivia/

Si pudiesen cambiar algo para mejorar la situación para los músicos aquí, ¿qué harían?
Daniel: Tengo una idea. Yo pienso que podríamos funcionar más como una institución, o de repente enfocarnos en los músicos de rock entre todos los géneros, gamas y colores, y hacer conciertos grandes a nivel Stadium o Teatro al Aire Libre.

Al principio financiados por el Ministerio de Culturas, y que los colegios tengan un día cuando tengan que ir, como a veces les llevan a alguna exposición o evento. Con la entrada tendrán su disco, y con las entradas también entrarían fondos para las bandas y la institución que lo organiza y financia. Y si tienes alguna producción nueva que  puedas presentar en uno de esos festivales, ya tendrás bastantes discos pre-vendidos. Con eso ya habría una base económica. Estarían tocando las bandas, estarían ganando algo y vendiendo discos. Si lograras que entren unos 30 a 40 mil personas, se resolvería la pobreza de los músicos y podrán seguir produciendo.

Nos pasa por ejemplo que hemos pedido ayuda al Ministerio de Culturas para el anterior disco, y obviamente cuesta y tarda vender los discos, pero ya para el siguiente disco digamos ya tienes mayor cancha, mayor llegada, pero te dicen “ya les hemos ayudado, y ya no”. Entonces te dejan con todo lo que has cosechado a que se pudra porque no hay forma de seguir.

Para poder sacar el DVD de Electroshock nos hemos prestado dinero, y el resto hemos juntado con nuestras tocadas. Un 60 o 70% de nuestros ingresos entraron al DVD sin saber si después va a funcionar el tema de la venta.

Marco: No es nada fácil sacar material como ese. Por ahí la gente está curiosa en saber cómo es la cuestión, y estaría bien hablar de números para que sepan más o menos. Esto nos ha costado  a Electroshock  3.500,- $, dinero que no teníamos. Nos pedimos prestado 1.500,- $ de mi hermana, y a partir de esa plata pudimos arrancar. Hay que pagar a los editores de video y sonido, la fabricación de los discos, los gastos de la pre-producción, luces, espacio, sonido, logística – bueno, con ganas se puede, pero es complicado.

Las entrevistas suelen ser repetitivas. ¿Hay alguna cosa que quisieran que se les pregunte?
Marco: Creo que ya lo preguntaste… que hace falta? Aquí en Bolivia hace falta apoyo. Se hace muy difícil vivir del arte

Daniel: Falta apoyo de todos lados. Yo me he enfocado en la falta de apoyo entre nosotros, los músicos. Es algo que aquí todavía está vigente, que creo que ya lo han superado en Santa Cruz. Se han organizado muy bien, no importa cuál sea el género de música. Ya tienen un circuito pre-establecido, y por eso también cuesta un tanto entrar al mercado cruceño. En Cochabamba van por ahí. En cambio, aquí todavía nos pisamos el vestido y fingimos ser amigos, pero siempre el que puede sacar mayor ventaja, lo hará. Cada uno rema por su lado, pero si nos unimos, nos institucionalizamos, podemos salir adelante.

Para más datos sobre Electroshock pueden entrar a su página de Facebook

https://www.facebook.com/Electroshocker/

Ky-Mani, hijo de Bob Marley, tocará en Bolivia

Ky-ManiPor primera vez, Ky-Mani Marley, hijo de la leyenda del reggae Bob Marley, llegará a Bolivia.

El músico  se presentará   en un festival  tributo a su padre denominado One Love!, que se realizará el sábado 9 de abril  en el Teatro al Aire Libre  de La Paz.

“El espectáculo es una iniciativa de un grupo  de empresarios bolivianos que ya organizaron shows hace muchos años. Hemos traído artistas de importante trayectoria. Por eso hemos decidido organizar un festival en homenaje a Bob Marley con su hijo y los mejores exponentes del reggae”, dijo Carla Nemtala, representante de la productora que organiza el concierto.

Nacido en Jamaica, Ky-Mani  es  actor y músico de reggae. Es el undécimo hijo de Bob Marley y el séptimo que sigue los pasos musicales del rastafari.  Debutó en 1996 y  grabó al menos seis discos.

Según los organizadores, el  objetivo del festival es  mantener  vigente el mensaje de “El Rey del Reggae” por diversas partes del mundo, ello a través del movimiento One Love, “que pretende dar vida y hacer valer la filosofía de Bob Marley”.

“El sentido de esto es darles música para que sientan, bailen, se relajen y puedan entender el mensaje profundo de ser un amor, un corazón; juntémonos todos y nos sentiremos bien. Una de las formas de dar el mensaje real de amor es la música, es bueno estar unidos, aprender y estar concentrados en el mensaje”, dijo Ky-Mani Marley, según el portal oficial del festival Onelovetributo.com.

En el  encuentro  también se presentarán  Gondwana, Matamba y Alika. “Queremos hacer un  gran show de este género en Bolivia. Reunimos por primera vez a gente de gran trayectoria”, comentó.

De acuerdo con la organización, en el festival habrá un homenaje especial a Bob Marley, que se caracterizará por juntar  en el escenario al hijo de la leyenda del reggae, a Matamba y a  los otros grupos.

“Habrá grandes sorpresas. La gente que vaya al evento se llevará momentos inolvidables. Se escucharán varios de los éxitos de Marley”, acotó.

En su presentación,  Ky-Mani Marley interpretará varias de las  canciones  más exitosas de su padre.

Sobre las entradas  para el show

  • Boletos Para el festival tributo, las entradas ya están a la venta a través de http://www.todotix.com. Los boletos cuestan 450 bolivianos para el sector  A, 300 para B y 180 para C.
  • Perfil  Kymani Marley, más conocido como  Ky-Mani Marley, nació  el 26 de febrero de 1976, en Falmouth, Jamaica.  Es hijo del cantante Bob Marley y de la campeona de tenis de mesa Anita Belnavis.

Más info en:

https://www.facebook.com/kymanimarley/

http://ky-manimarley.com/

La ola Reggae en Bolivia

reggaeNo cabe duda alguna que hoy, en la segunda década del siglo XXI, el territorio Boliviano está sintiendo la vibración del Down Beat Reggae, casi seis décadas después de que este compás surgiera en una isla remota del caribe.

Ver ahora!Descargar ahora!

Jamaica, tras su independencia el 6 de agosto de 1962, se refugió en la cultura para fortalecer el sentimiento de identidad nacional, que desembocó en una revolución musical, llegando a hacer uno de los ritmos más influyentes de este rincón del planeta, con su máximo exponente, Robert Nesta Marley, de Hispanoamérica para el mundo.

Si bien pasó mucho tiempo desde aquellos acontecimientos, el género desobedeció a la mortalidad, y llegó para quedarse.

Un gran ejemplo de que éstos siguen vigentes como una fiebre (Reggae Fever) que se expande por el globo, es nuestro territorio, que ya había experimentado décadas atrás este ritmo, producto de éstas surgieron proyectos como Loukass, que hacía su aparición en 1990, o incluyendo bandas que con anterioridad ya exploraban este compás, como Maroyu, que ya contaba con la canción “Se Fue” en su Long Play de 1989; una re versión de “mangos”, canción de “Los Pericos”, pieza del disco King Kong (1988); o más atrás aún, Generación 2000, que haría una versión de “Morena Tropicana”, de Alceu Valença (1982), distribuido por Discos Heriba en 1984.

Esto nos indica que esta tendencia musical se iba abriendo espacios entre las propuestas rítmicas de la nación. Es tarea pendiente todavía investigar seriamente a los pioneros de estos Rhythms en nuestro país. En todo caso, está claro que este género no es una novedad.

La última década del siglo XX fue en cuestión el período donde éste tuvo mayor éxito, donde canciones como “Feel High” o “La Torcida”, entre otras, de Loukass, fueron éxitos nacionales. Años después, Lapsus haría su aparición (1993), y éste adquiriría un sonido Reggae más marcado, canciones como “My Love”, “Amarastabrillar” y el disco íntegro, Umar Mash (1996) reflejarían esto. Toda esta pólvora seria vital para los años posteriores.

“Es tarea pendiente todavía investigar seriamente a los pioneros de estos Rhythms en nuestro país.”

En el caso del Ska, semilla germinadora del Rocksteady y Reggae, se vería reducido como subgénero de las bandas reggae. Este género sería explorado más por bandas punks, tal es el caso de las bandas 3.18, Ofensiva Sónica, Los tuberculosos, Skalavera, Skazes, Pogo, entre otras, que reflejarían en más de un tema los vínculos del punk con el culto jamaiquino.

Por otra parte, también estuvieron Jade, H3O, que de manera más pop inculcaron el ritmo a las sintonías nacionales. Toda esta influencia haría que todo el país empezara a crear su cantera de músicos vinculados a este género, en Sucre Calipso Ska, en Oruro El piojo Loco, La Purca Ska en Potosí, y por todo el territorio empezarían a surgir bandas y propuestas, acumulando la discografía nacional, incluyendo propuestas como Rijchariy, que fusiona el Reggae con instrumentos y ritmos locales en algunas  de sus canciones.

Es con toda esta experiencia que llegamos a este punto, donde el movimiento del culto Jamaiquino se empieza a consolidar en nuestro territorio, contando con una decena de bandas que van batiendo los oídos de toda la población.

Entre las bandas que hasta hoy están vigentes están Atajo, Makurka, Suyana, Tierra Alta, Cultura Anónima, Prana, Tierra Reggae, Illapa, Matamba, Skarizo (La Paz), Wokie Dread (Cochabamba), 4:20 Proyecto Calavera, Motaku (Santa Cruz), The Kingston Roots (Sucre) por dar un ejemplo, siendo más extensa la lista a nivel nacional de bandas que van surgiendo tocada a tocada, en cada departamento y rincón de nuestra matria tierra.

Esta historia  comenzó hace mucho, pero recién empiezan a caer los frutos del árbol, el naciente artículo continuará, no para saber quién lo comenzó, sino para saber a dónde vamos.