Archivo de la etiqueta: creatividad

Cómo escribir canciones. Escuchar, grabar, tocar y escribir.

escribir canciones¿Así que quieres saber cómo escribir canciones? Vale, entonces aprendamos cómo hacerlo del mejor compositor.

Todos sabemos que Beethoven, el gran compositor alemán, estaba dando un paseo por el bosque con un amigo, a la distancia se escuchaban animales de granja, mientras andaban y hablaban, Beethoven cogió un cuaderno y escribió unas notas musicales, fue a casa y cogiendo sus notas se puso a trabajar en su piano. Tiempo después creó su “Sinfonía pastoral”.

Beethoven siguió cuatro simples pasos: Escuchar, grabar, tocar y escribir. Suena raro cuando lo dices de esa manera, pero hay trabajo por hacer. Aunque no vayamos a escribir una sinfonía y sea simplemente escribir canciones individuales, los pasos son los mismos, simplemente de forma más básica.

Paso 1: Escucha para poder escribir canciones

Lo que comprendió Beethoven es que la inspiración para la música viene de escuchar los sonidos que te rodean. Puede ser un ritmo del tren, el sonido del tráfico, el viento o un martillo neumático de una obra. Puede ser incluso una conversación poco común en el autobus en un idioma que no entiendas. Algunos han visto música en una tormenta de relámpagos. La música está en todas partes, no es algo que la gente haya escrito. El truco está en escuchar, no analices, ni siquiera te concentres, simplemente escucha, deja que el sonido te llegue y absórbelo.

Es obvio que también se puede adquirir inspiración de la música de otras personas. No es ninguna coincidencia que la mayoría de los guitarristas y compositores tengan una colección amplia de discos, escuchan lo que otra gente hace.

Paso 2: Grabar

La segunda cosa que entendió Beethoven fue el tener un historial de sus ideas. Hoy en día, cada teléfono móvil tiene una grabadora de audio, o si lo prefieres puedes tener una buena grabadora de audio para dicha tarea. Si escuchas algo que te guste, grábalo. Si alguna nota te viene a la cabeza, cántala para tu grabadora, lo importante es quedarte con la mayoría de ideas que tengas. Más tarde podrás desechar las ideas malas, simplemente graba todo cuanto tengas y que se te pueda olvidar.

Paso 3: Toca

Cuando digo toca, no me refiero a que te sientes con tu guitarra o tu piano y toques. Puedes hacer lo que prefieras para estar cómodo, pero si estamos hablando de jugar con las ideas que tienes en mente, hay que tocarlas y no dejarlas en la grabadora. Toca para divertirte, siente los ritmos, cambia el tempo, voltea la cabeza… La creatividad no sólo consiste en decir o hacer cosas por primera vez, consiste en hacer cosas, añadirlas a los procesos y producir algo que sea fresco y novedoso.

Paso 4: Escribe

Hoy en día, escribir es fácil. Hay muchos programas de anotación en el mercado, incluso gratuitos. Si tocas un instrumento puedes conectar el ordenador mediante una interfaz MIDI o con un micrófono.

Con esto tendrás lo necesario para saber cómo escribir canciones, recuérdalo “Escuchar, Grabar, Tocar y Escribir”.

Primeros pasos para tocar la batería

tocar la bateriaAprender a tocar la batería o cualquier instrumento musical es muy importante para el desarrollo mental de cualquier persona, sea un niño o un adulto.

Uno de los mejores instrumentos para aprender es la batería. Incluso si tú no fuiste de los que tocaron un instrumento musical de joven, ahora tienes la oportunidad sólo con dedicarle un poco de tiempo a la semana.

Aprender a tocar la batería requiere habilidad. Si quieres ser un experto tocando la batería necesitarás tomar unas cuantas lecciones, ya sea a través de ejercicios online, de un profesor o de otro batería. Durante esas lecciones aprenderás las habilidades que necesitas para dominar este instrumento. Si tienes tiempo de dedicarte a un instrumento musical, definitivamente deberías deberías elegir la batería.

En vez de meterte en el conservatorio o en una escuela de música, tómate algo de tiempo para hacer algo por tí. Unos cuantos meses es la cantidad de tiempo perfecta para averiguar qué es lo que te gustaría hacer en tu carrera musical. Una vez hayas aprendido a tocar la batería, quizás te pueda interesar la idea de comenzar un trabajo en la industria de la música… quién sabe!

Estos son los primeros pasos que podrías seguir para aprender a tocar la batería durante tu período de investigación.

Contar: Tocar la batería requiere concentración además de contar. El ritmo básico del tambor son 4 pulsos. A partir de ahí, será más intenso una vez empieces a mejorar tu habilidad.

Saber cuál es la mano dominante: Tendrás una mano dominante, aunque ambas manos se usan para tocar la batería. La mano dominante será aquella con la que mantengas el ritmo. Según progreses, quizás te gustaría meterte en una banda u orquesta. El batería es el responsable de mantener el ritmo y de asegurarse de que el resto de los instrumentos se mantienen al ritmo.

Control de las baquetas: Ahora que has averiguado cómo seguir con los 4 pulsos del ritmo, necesitarás practicar el control de tus baquetas. Para mantener el ritmo, necesitarás tener una idea de qué necesitas hacer con tus baquetas. Al principio, debes practicar ritmos básicos de batería, que se convertirán en la base del resto de tus habilidades con la batería. Tómate los ritmos básicos como uno ejercicios que te ayudarán a librarte de la los movimientos torpes y te proporcionará creatividad. Básicamente, mejora la velocidad y control de las baquetas.

Creatividad: Cuando hayas aprendido lo básico, necesitarás dejar que tu creatividad se ponga al mando. Obviamente tomará su tiempo, pero pronto crear el ritmo y el tono se convertirá en una segunda naturaleza.

Lo que es importante recordar es que cuando aprendes a tocar cualquier instrumento musical, practicar hace la perfección. Incluso cuando no poseas un don musical innato, igualmente puedes aprender cómo tocar un instrumento, incluyendo tocar la batería. Lo único que necesitas es tener mucha determinación y paciencia.

Hasta la próxima entrega de estos consejos para músicos!

6 claves para que los compositores mantengan su creatividad

creatividadSer creativo todo el tiempo es un reto. Si eres una de esas personas que invierte un montón de tiempo en su creación, puede que te hayas dado cuenta que la creatividad va y viene. Algunas veces tu creatividad surge, después puede faltar durante una semana o más. Esto es porque necesitas inspiración. “Sin inspiración no hay creación”.

La clave aquí es encontrar una manera para inspirarte. ¿Cómo puedes hacerlo? Bueno, hay muchas maneras, pero cada uno es diferente. Cuando algo te inspira, normalmente empiezas a visualizar qué es lo que estás intentando crear. Cuanto más clara sea la imagen, mejores serán tus resultados.

Imagina que has querido visitar a un antiguo amigo que se ha mudado, pero que lo único que sabes es la ciudad en la que él o ella vive. Puedes conducir por toda la ciudad pero las posibilidades de encontrarlo son casi nulas. Sin embargo, si tienes la dirección exacta, simplemente tienes que ponerla en tu smartphone o en un navegador y tocar su puerta. Tener una imagen clara de a dónde vas te ayudará a llegar ahí.

Ahora que entiendes la imagen y la inspiración, ¡hablemos de 6 métodos para mantenerte creativo!

1. Escucha música que nunca hayas escuchado

Todos tenemos nuestro propio gusto musical y lo que creemos que es bueno. Sin embargo, si toda la música que escuchas suena de la misma manera, esto puede encerrarte en una caja. Escuchar música nueva puede abrir tu mente. Quizás una simple frase o melodía que escuches encienda una idea. Intenta escuchar música de otras partes del mundo o de algún gran artista al que nunca hayas prestado atención. Escucha detalladamente, incluso si no te gusta la canción, hay algo de valor que puedes coger de ella.

2. Lee

¡Lee cualquier cosa! Intenta leer un periódico, revista, libros, entrevistas o blogs. Leer te mantiene en forma y es como gasolina para tu cerebro. Esto es crucial para mantener una mente creativa y efectiva.

3. YouTube es genial para la creatividad

Mira videos de gente exitosa con intereses comunes. Busca una entrevista de Jay Z o de Drake. Busca a tu artista favorito en el estudio. Mira vídeos musicales. También hay vídeos motivacionales que puedes observar de tíos como Tony Robbins y Eric Thomas.

4. Que la Vida sea tu inspiración

Sal del estudio y experimenta con la vida. Visita a tus amigos o familiares, llama a un viejo amigo con el que no hayas hablado últimamente, pregúntales por sus vidas. Mira una película en taquilla en una pantalla IMAX o mira un concierto. Visita el centro comercial o un parque temático. Simplemente haz algo fuera de lo común, esto te ayudará a abrir tu mente más allá de su capacidad normal. Alimenta tu cerebro con material nuevo con el qué trabajar.

5. Toca música

Siéntate en el piano, coge tu guitarra, coge el micrófono o cualquier instrumento que utilices. Grábate tocando o cantando y divirtiéndote. Eres un artista por el amor que le tienes a ello. No lo veas como un trabajo, mejor actúa como si tuvieses 5 años y estuvieras jugando en una zona libre de críticas. Toca, toca, toca y toca esquivando cualquier cosa repetitiva, sigue cambiando tu ritmo, melodía, notas y letras. Haz esto durante 30 minutos y entonces para y escucha lo que has grabado. Probablemente odies mucho de lo que hayas hecho, pero también encontrarás algo en esos 30 minutos que te proporcione creatividad nueva.

6. Usa Ritmos distintos  a los habituales

Escucha los ritmos de diferentes productores. Hay un montón de productores con talento que nunca has escuchado. No los ignores, algunos de esos productores trabajan con ritmos agresivos y apasionados. Ellos pueden tener el ritmo perfecto para que puedas crear algo convincente