Todas las entradas de: montserratarce

Mujeres con belleza, integral, plena y real

Imilla MCNo te escondas de ti misma, mírate y ama lo que ves

No hace mucho la cantante Alicia Keys hizo públicas fotos suyas sin maquillaje, acompañadas de una carta en la que explicaba las razones que la llevaron a descubrir su rostro sin retoques en revistas, videoclips, eventos y redes sociales.

Ver ahora!Descargar ahora!

Estando en comunicación con varias amigas gracias a Facebook, he observado que varias de ellas han compartido esta carta, y recordé una cadena llevada a cabo hace poco tiempo en la que se llamaba a compartir fotografías de nuestros rostros sin maquillaje, e invitar a otras mujeres a hacerlo también. Aunque esta iniciativa me pareció positiva, la vi desvanecerse entre nuevas publicaciones hasta ser enterrada por nuevas fotografías (mías y ajenas) que seguían el estándar previo. No puedo evitar pensar que esto es un síntoma de algo más grande.

Hace un par de años tomé la decisión de no pesarme nunca. No tengo una balanza en casa y explicaré por qué. Hubo un momento en el que las mínimas variaciones en mi peso me generaban mucha preocupación, el enterarme que había subido uno o dos kilos hacía que deje de disfrutar de mis comidas (nunca he dejado de comer, pero recuerdo haber sentido culpa por comer algo poco sano y rico), también prestaba especial atención a cómo me quedaba la ropa, decidiendo en repetidas ocasiones evitar atuendos después de enterarme que tenía un par de kilos más o menos.

Lo digo con honestidad, no sé si habrá sido una manifestación de desorden alimenticio, pero llegó un momento en el que me aburrí de esa rutina, porque si hay algo que disfruto mucho es la comida.

Decidí entonces no pesarme más, y ser feliz, disfrutar de mis comidas saludables y no saludables sin exageraciones, usar toda mi ropa y sentirme bien conmigo. Hace un par de días cometí el error de subirme a una balanza sin motivo, y siento cómo retornan a mi cabeza esas ridículas preocupaciones. Esto también es un síntoma. Afortunadamente, mi apetito ha logrado sobreponerse a mi sintomatología una vez más, pero la historia no acaba ahí.

Para las mujeres nuestro aspecto es algo importante, y hay que admitirlo, no es algo de lo que debamos avergonzarnos. Tampoco creo que sea motivo de vergüenza el compartir nuestras inseguridades, el manifestarlas, considero que es normal pues como seres humanos estamos en un proceso de crecimiento espiritual, y éste precisa sinceridad. Claro que, como todo proceso, corre el peligro de estancarse.

Las sintomatologías deben tratarse (y con esto no me refiero específica y únicamente a desórdenes alimenticios), las manifestaciones de nuestra inseguridad e inconformidad con nuestro aspecto físico son algo con lo que lidiamos todos los días de diferentes formas y en diferentes grados. Imagino a muchas mujeres intentando ingresar desesperadamente a botellas de vidrio, a toda costa, y, después de un tortuoso proceso, “lograr encajar” y mostrarse a través del cristal.

Una vez ahí adentro somos parte de ese despliegue de imágenes que se venden todos los días a niñas y adolescentes, mostrando (o intentando mostrar) cuerpos y rostros “perfectos”. El único escape es el QUIEBRE.

“Mírate”, sencillo del álbum INMANENTE de PYX, es un llamado al re-descubrimiento de la belleza, integral, plena, real y singular. La voz de Sofía Petignat pregunta “dime a qué le temes, que no te animas a brillar” casi en complicidad con las declaraciones de Alicia Keys en su carta, en la cual asegura sentirse poderosa después de mostrar su rostro al natural, pues ya no tiene miedo de salir a la calle y ser fotografiada sin maquillaje.

 

Lo cierto es que varias mujeres hoy hemos decidido expresarnos sobre este tópico (lo cual también es un síntoma, esta vez, positivo), y el tema de PYX, en la amplitud de su mensaje, es también un llamado a la ruptura con los estereotipos mundiales y falsos de belleza que los medios nos han mostrado por años. Es una invitación a una mirada profunda de nuestra belleza en su particularidad.

Se nos ha convocado a sentirnos bellas y amarnos haciéndole frente a nuestras inseguridades, y el primer paso es algo muy personal e íntimo, pues los maquillajes y las tallas de ropa no son el único cristal. Este cristal no es frágil, y su ruptura tomará tiempo en cada una de nosotras, pero el llamado está hecho. , “abraza lo que eres y podrás volar”. Este mensaje puedes compartirlo tu también con tus acciones sinceras todos los días. Hazte parte. “No te escondas de ti misma, mírate y ama lo que ves”.

https://facebook.com/nosotrassomosbolivia/

 

Ira y la Ley de Identidad de Género

Ley de Identidad de GéneroIra y la Ley de identidad de género

Hace pocos días se promulgó la Ley de Identidad de Género, que habilita a la población transexual y transgénero boliviana para que pueda acceder al derecho de la identidad personal, a cambiar su nombre y el dato del sexo en todos sus documentos de identidad, de acuerdo a su identidad autodefinida. Este cambio permite a las personas transexuales y transgénero el ejercicio de sus derechos fundamentales como el voto, la educación, la salud, el empleo y la vivienda, entre otros.

Ver ahora!Descargar ahora!

En los días posteriores a la promulgación, las redes sociales fueron invadidas con manifestaciones a favor y en contra de la Ley, y éste no es un escenario de debate desconocido para nadie. Por el contrario, plataformas de opinión como Facebook y Twitter son de uso popular en aproximadamente tres millones de bolivianos, en un porcentaje amplio entre los 18 y 40 años. Las estadísticas señalan que a medida que pase el tiempo más gente estará “conectada”, mientras muchos nos preguntamos cuál es el verdadero significado de aquella palabra.

Si bien resulta difícil saber realmente cuántas personas han compartido su opinión en la red respecto a la Ley de Identidad de Género, existe una realidad evidente: hoy la manifestación libre de una persona a la que estás “conectada” tiene repercusiones en tu sensibilidad.

Esa puede ser la razón por la que en los últimos días los círculos sociales de discusión respecto a la Ley de Identidad de Género han estado llenos de IRA. Y ése es precisamente el nombre del más reciente trabajo de Libellula, “IRA”, una canción, acompañada de un videoclip, en el que se logra comprender aquel sentimiento como una prisión de la que no se puede salir, que se alimenta del miedo y produce miedo, envolviendo al ser en un círculo del que es muy difícil escapar. Este trabajo logra, desde mi punto de vista, describir el camino que ha tomado el debate en torno a la Ley de Identidad de Género.

“En los días posteriores a la promulgación, las redes sociales fueron invadidas con manifestaciones a favor y en contra de la Ley”

Ha circulado un vídeo en el que un grupo de personas describen a la Ley de Identidad de Género como una Ley “oscura” que (cito) “discrimina y vulnera la ética y la moral”, siendo una ley “discriminatoria, exclusiva, no debatida, impositiva y privilegiada” que “vulnera otros derechos”. El vídeo ha sido compartido cientos de veces, y en cada una de las publicaciones se ha generado una serie de comentarios envueltos en ira, que provienen, además, tanto de las personas a favor como de las personas en contra de la Ley.

Y una vez más, una realidad que precisa diversidad de opinión, comunicación y empatía con el otro, se ha convertido casi en un pretexto para la difusión del miedo, los prejuicios, la riña personal y el encarcelamiento del pensamiento.

 

Estoy cada vez más convencida de que el camino del debate impersonal en las redes sociales no es suficiente. Aunque para muchas personas parezca un significativo aporte, recae en el ego y la ira del mismo, que ante argumentos que refutan una expresión personal decide lo más fácil e inmediato: IGNORAR – BLOQUEAR – CERRAR.

Desde su “red personal” uno decide con qué información quedarse, qué opiniones son “dignas” de ser leídas y comentadas, quiénes merecen nuestro tiempo y preocupación, y el debate real se diluye entre opiniones personales.

En un tiempo en el que urge mirarse en la realidad del otro, de todos, incluso aquellos cuyas realidades y luchas no conocemos, conviene re-pensar nuestra red ¿cuándo ha sido la última vez que nos hemos sentado a conversar con una persona que no comparte nuestras ideas? ¿cuán conectados estamos realmente?.

https://facebook.com/nosotrassomosbolivia/

Imilla MC y los prejuicios femeninos

Imilla MC“La fuerza femenina despierta, cada mañana abre la puerta de las estrellas” en Bolivia, dándonos una nueva oportunidad para construir, desde nuestro metro cuadrado, un país en el que se pase del debate por los derechos de la mujer hacia la iniciativa, la acción individual y colectiva.

Ver ahora!Descargar ahora!

Es cierto que durante el último tiempo ha sido necesaria y positiva la visibilización de ciertas situaciones de vulnerabilidad en la que se encuentran la gran cantidad y diversidad de mujeres bolivianas, creo y siento que la denuncia de estas situaciones ha despertado  a esa “mujer de la verdad, luchadora por necesidad instintiva“ que la Bolivia de hoy necesita.

Valeria Milligan, (Imilla MC) compositora, invita con su obra a poner los “prejuicios al cajón” y comprender a la mujer boliviana desde su esencia verdadera, la que quiere “volver a ser niña jugando con la mística artística perceptiva”.

Esta convocatoria puede extenderse en el ámbito musical a todas aquellas compositoras, productoras, instrumentistas y cantantes que a través de su arte pueden hacer una diferencia, sólo por el hecho de crear y compartir sus obras, sólo con la decisión de ocupar un espacio, que ya existe para todos, y que está esperando ser aprovechado.

Debo darle la razón a Imilla MC cuando habla de la “esclavización de nuestra imaginación”, los espacios artísticos no están diseñados para hombres o para mujeres, están esperando nuestra iniciativa independientemente del sexo que tengamos, pero si NOSOTRAS no damos el paso  adelante (y con este paso me refiero a la creación y exposición de nuestro arte) será imposible avanzar pasando más tiempo debatiendo sobre los obstáculos de nuestro medio.

La “evolución es la nueva voz”. La evolución de nuestras propias ideas para combatir en primer lugar los prejuicios que todas tenemos SOBRE NOSOTRAS mismas. Únicamente a partir de esta conciencia, los obstáculos de los que tanto hemos leído y escrito pueden superarse, con un constante MOVIMIENTO.

Nosotras Somos una vez más lanza una invitación a todas aquellas personas que quieran mirarse a través del otro, a todos los artistas que quieran hacer dialogar su arte con la realidad del país para edificar nuevas percepciones del mismo a partir de la música. En especial invitamos una vez más a las mujeres, a quienes Imilla MC les pregunta abiertamente “¿Todo este tiempo dónde te has metido cuando tus instintos te has prohibido?”.

“Con tu boca, con tu cuerpo, con tu alma camina y no te detengas por la gente que contamina tus ganas de ver más allá …. los cuentos y los cantos de las mujeres se quedarán en la eternidad”

https://facebook.com/nosotrassomosbolivia/

ACUSTIWARMY, ejército de Mujeres

AcustiwarmyHace un par de años, 18 mujeres conquistaron el escenario del Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez, reunidas en el concierto de Atajo, ACUSTIWARMY (que viene, como ellos explican, de Acústico, Warmi = mujer y Army = ejército).

Ver ahora!Descargar ahora!

Pienso que los conciertos con varios artistas invitados siempre generan en algún nivel reflexiones y debates sobre la realidad del ámbito musical, al mismo tiempo que despiertan cierta ansiedad por la acción sobre los temas de interés común; y considero esto muy positivo.

Pero sucede también, que cuando la adrenalina desaparece, y todos retornan a sus actividades de rutina, las ideas, propuestas y sueños se quedan dentro de esos teatros, sentadas detrás del escenario, esperando a que el siguiente grupo de artistas se deje envolver por ellas y se las lleve.

El año 2015 no pude evitar notar que Nosotras logramos capturar esa energía que emanamos en el Teatro Municipal, probablemente unida a la de más mujeres que dejaron su arte en el mismo escenario. Y no es casualidad, que sólo en el segundo semestre del año pasado se hayan llevado a cabo no uno, sino tres eventos importantes protagonizados, dirigidos y producidos por mujeres. Me refiero a “AYLLI: CANTO DE MUJERES”, “WARMI LUNA CRECIENTE” y “NOSOTRAS SOMOS”.

Estas tres expresiones artísticas/culturales tomaron impulso en mujeres que, no casualmente, participaron del concierto ACUSTIWARMY. Lo cierto es que este año está inundado de energía femenina, que sueña, proyecta y crece en las voces e instrumentos, en las expresiones de cientos de mujeres en todo el país.

Sibah (cantante y compositora, líder del movimiento “Nosotras Somos”) realizó la invitación a un intercambio de composiciones e interpretaciones de mujeres en la ciudad de La Paz por primera vez el año 2011, bajo la filosofía “UBUNTÚ” (yo soy porque nosotros somos).

El proyecto ha reunido y presentado a mujeres compositoras e intérpretes de todo el país, creciendo a tal punto que hoy al finalmente ha probado que trasciende el formato de “concierto” o “iniciativa”, pues es en realidad un movimiento que propone tanto a hombres como a mujeres escucharse en la voz del otro, reconocerse en las historias de los demás, reapropiarse de la música hecha en el país y construir mediante esta expresión artística la transformación de nuestra sociedad.

He ahí el motivo de este espacio, su razón de ser, su búsqueda. Un espacio que planea mostrar lo que somos Nosotras, todas, diversas, valientes, amantes, emprendedoras. Somos un mundo de mujeres del cual se ha descubierto muy poco. Del que se ha escrito mucho pero no suficiente. Los invitamos a unirse a nuestro movimiento.

https://facebook.com/nosotrassomosbolivia/