Todas las entradas de: juliesan

JulieSan llegó a La Paz, Bolivia, en el año 2002, e inmediatamente se unió a la banda Ciudad Líquida para tomar el rol de vocalista y compositora. Ha participado en el disco Mutaciones de Ra beat, en el disco Frases Aladas de Madre Tul, en el disco Utera con la producción de Oscar García y Juan Carlos Orihuela, entre otras colaboraciones a varias bandas de la escena local.

Plika, la perla oculta

Plika

PLIKA, la perla oculta

Tal vez éste sea el artículo más personal que escribí en los 6 meses de existencia de LaCarne Magazine Bolivia. Personal en el sentido de que hasta ahora he escrito acerca de bandas que me gustan o cuya propuestas son muy interesantes, pero tal vez por un cierto fetichismo, o porque no me atreví a hacerlo, o simplemente porque escasean, me encanta la idea de una banda de chicas rockeras como Plika.

Ver ahora!Descargar ahora!

Aunque en realidad Plika es el sueño de Juka, que a partir del año 2009 logró formar el inicio de un proyecto que cambiaría muchas veces de integrantes, y que actualmente están grabando un primer material con el legendario Martin Joffré. Ellos son Sara Mendoza (guitarra), Pao Rojas (bateria), Hugo Arce (bajo) y Juka (voz). Trabajar con Martin está muy lejos de la casualidad, ya que él fue quien grabó a desaparecidas bandas locales muy queridas, como Unit y otra banda de chicas rebeldes y experimentales: las Muñecas Rotas.

El tema de la mujer es complejo, y su participación en el rock sigue siendo escasa por muchos y diferentes motivos. Comparto con Juka que uno de ellos es la inseguridad, tenemos mucho miedo de la crítica. Y que además de que el medio es un poco hostil en un comienzo, somos muchas veces nosotras las que permitimos que la sociedad frene nuestros sueños. Dejamos que alguien más nos diga qué hacer o qué no hacer. Dejamos que nos importe el qué dirán partiendo por nuestro propio seno familiar. Nos escondemos detrás de pseudo obligaciones sociales o callamos nuestros deseos por cumplir los de otros.

En 7 años de buscar a las integrantes adecuadas se encuentran muchas excusas, limitaciones autoimpuestas, falta de compromiso con un proyecto, o con el instrumento que se ve más cool en una foto de perfil. Por eso Juka muchas veces quisiera que más chicas se identifiquen con Plika y con la actitud irreverente de su música, y que griten sintiéndose libres frente al escenario.

Muchas canciones de Plika son un ritual para cerrar un ciclo, a veces tóxico, de relaciones dañinas, como el caso de “Sebas”, que comienza en una intensidad más baja, apelando a una etapa en que te dejas manipular por tu pareja, y en la medida que avanza la canción tienes la fuerza para enfrentarlo y responder, liberándote de todo eso. “Mis canciones me han ayudado a cerrar ciclos con esas personas”.

Gracias a un oportuno trabajo que le llegó a Juka, y a ciertos equipos que vendió Hugo, se dió la posibilidad de grabar de forma profesional algunas canciones, que ya dan vueltas por ahí como demos en Soundcloud, Facebook o Youtube. “Cute and little boy”, “If Miller was a girl”, “Sweet and red tongue for a french Kiss”, “Nobody likes my music” y “Sebas”, compuestas por Juka, y “Roller coaster girl” compuesta por Hugo, serán los bebés que verán la luz a fines de este año en esta producción debut, y que contará con invitados especiales.

Este año compartieron el escenario con muchas bandas como Gato Diablo, Libellulas, Disoluto, Mortsure o Taparako entre otros, desplegando su fuerza, talento y singularidad.

Para Juka no hay muchas expectativas en la escena Boliviana dada las limitaciones de ésta, salvo tocar con una que otra banda estable, ojalá dentro del mismo estilo. Pero lo ideal sería salir del país. Para esto se han tomado decisiones drásticas como el de no tener hijos para no atarse y darle todo el espacio al proyecto y experimentar Plika en otros lugares. Y que las cosas se vayan dando como se tengan que dar.

Es cierto, hay que tener agallas para seguir adelante, para ser mujer y elegir hacer un estilo como el rock. Sin duda Juka las tiene, además del talento para componer, y una voz rica en tonos, sensual y agresiva a la vez. Igualmente Pao, que además de tocar la batería es mamá de mellizos, Sara y Hugo, que se dedica exclusivamente a su carrera como espléndido bajista.

Si tienes un corazón rebelde, no dejes de ver a Plika.

Más info en:
https://www.facebook.com/plikaband/

La Neuma, el resurgir de una banda

La Neuma

La Neuma, el resurgir de una banda

La vida de Markos Castro, guitarrista y vocalista (fundador) de La Neuma, está definida por la música desde muy temprana edad. Sus padres lo inscribieron al Conservatorio Nacional de Música a los 14 años porque lo veían hasta respirar con su indisciplinada guitarra, y el punk hervía en sus venas. Probablemente pensaron que sería una actividad como cualquier otra, con las que llenan los días del colegio, sin imaginar que él convertiría este hecho en un camino sin retorno.

Ver ahora!Descargar ahora!

Estudiando guitarra eléctrica conoció a uno de sus ídolos, el gran Grillo Villegas, que en ese momento era profesor en el conservatorio, y con quien compartía el amor por Spinetta, por el estudio de la armonía y a quien pudo ver grabar unos de sus mejores discos, el Hidrometeoros, y nutrirse de cómo fusionaba la música nacional con rock. Pero fue con Nirvana con quien sintió el mandato de subirse al escenario a tocar, y abandonar el imperceptible rincón donde escuchaba música y fantaseaba con tener un programa de radio.

Fue así como en un momento pudo concretar una banda que grabó su primer álbum-demo el año 2006 titulado “Hasta Mientras” del que se desprende el corte “Recién” donde se notan influencias de Nirvana y El otro yo, aun cuando nunca hubo el interés de enmarcarse en un sólo estilo o seguir caminos archi recorridos.

En el año 2009 graban 3 canciones, de las que tuvieron video “Arunta” (fusión de Tinku y rock) e “Idilio” (balada). Y en el año 2012 producen otro álbum-demo titulado Naif, con 10 canciones que, de algún modo, clarifican el sonido de la banda. El nombre de La Neuma fue escogido primero por un gusto sonoro, pero descubrieron que uno de sus significados es “la acción de decir algo con movimiento”, lo que se ajustaba al mosh de los conciertos punks, una gran influencia en esos primeros tiempos.

Sin embargo, de toda ésa época sólo permaneció el bajista Arturo Leytón Melgarejo, provocándose un quiebre, incluso una pequeña muerte de la banda, por así decir. Pero con la entrada de Nebaí Ríos Miranda en el año 2013 en la voz y teclados, La Neuma se reconstituye. En 2014 lanzan el sencillo “Semi-Cueca”, y en 2015, “Posiblemente”, compuesta completamente por Nebaí, cantada con su voz de cristal, con total preponderancia de un sonido atmósferico de teclados, sintetizadores, y acordes abiertos de una guitarra con un delay que se pasea brillando tranquilamente.

Probablemente, el diario en el que escribía y dibujaba Markos a los 13 años le ayudó a mantener la costumbre de escribir, anotar todo lo que le llama la atención, como un silo del que luego extrae para crear una canción. Insiste que si bien entiende que las letras son importantes, lo primero que viene a su cabeza es la música, un riff, una armonía que habla por sí misma y le indica buscar palabras que hablen de la lluvia, o de preguntas como ¿qué es vivir? Y a pesar de la carga existencialista, prefiere integrar un toque gracioso o irónico. Aunque le gustaría, no cree tener influencias literarias, ya que sus grandes inspiraciones, como Matilde Casazola, Cortázar o Rimbaud, son gigantescos genios, y los libros “objetos sagrados” que abren las puertas a magníficos mundos, como El señor de los Anillos (opinión que muchos compartimos, por cierto).

La NeumaAl respecto de desarrollar un sonido particular, Markos cuenta: “Todos me dicen que ya debería tener mi Fender, y efectivamente creo que es un sonido hermoso, pero mantengo la filosofía de usar guitarras baratas, porque si bien tienen sus desperfectos, es parte de lo divertido. Muchos ven a la guitarra como una especie de cruz para los católicos que debe ser venerada, pero yo sin miedo destruiría mi guitarra. Creo que no hay que tenerles tanto apego. Me motiva la historia de Kurt Cobain, que tocaba una Mustang porque era barata, era la guitarra económica de Fender, y hasta su slogan lo dice en los primeros años “la guitarra para el estudiante”. Eso demuestra que se puede llegar a descubrir algo, todo puede ser parte de la búsqueda de una identidad sonora”.

La Neuma también ha vivido el lado oscuro que muchas bandas emergentes atraviesan sin poder salir. La indiferencia de programas de radio y televisión (¿Hay algún noticiero que detalle qué es lo que habrá en La noche de Museos?). La insuficiente cultura del público para escuchar composiciones en clubes, impenetrables círculos de gente que no harán nada por ti porque no eres su amigo, trabajar para poder comer, y a eso sumar el cansancio de ir para allá y para acá buscando puertas que ni siquiera se abren, cuando podrías estar haciendo nuevas canciones, arreglando las que no te convencen, o mejorando la técnica de tu instrumento.

“Afortunadamente hoy la difusión por internet es más efectiva, es realmente una herramienta útil para las bandas en Bolivia. En el 2006, lo primero que hice fue abrir un Myspace, y gracias a eso nos pasó algo muy lindo (y eso también nos sirvió para continuar). Nos escribieron de Rusia y Argentina, y yo no lo podía creer, pensaba que era una especie de mensaje automático, pero nos respondieron, querían que viajáramos, pero lastimosamente no teníamos los recursos para hacerlo, yo apenas estaba comenzando a trabajar. Pero fue lindo que alguien te escuche, cosa que acá no pasaba al ir a la tele o a la radio. Por eso mi apego al internet, y el agradecimiento a la gente que se interesa por nuestro trabajo.”

Un gran desafío pendiente para completar y aportar al nuevo sonido de La Neuma es encontrar un baterista que tenga gustos similares, o entienda los estilos que se replican en la banda a cabalidad. Incluso más allá del virtuosismo, sería necesaria una especie de mentalidad o química que termine de concretar este proyecto, que tiene muchísimo más para dar, que cree que la unión entre las bandas es clave para progresar, y que pase lo que pase, como dice una canción de Queen, “el show debe continuar” (The Show Must go on).

https://www.facebook.com/laneuma/
https://www.facebook.com/laneuma.rock/
https://www.youtube.com/user/laNEUMA
http://laneuma.blogspot.com/
https://www.facebook.com/radioneuma/

La música en Bolivia

músicaPor qué escribo lo que escribo. La música en Bolivia.

Cuando llegué a La Paz, Bolivia, en el año 2002, fue algo muy interesante para mí. Yo venía de Santiago de Chile, rapada y de negro, escuchaba dark, new wave, trip hop, brit pop, algo de punk, jazz y blues, entre otras cosas.

Ver ahora!Descargar ahora!

No tenía ni la más mínima idea de cómo podía ser la gente en Bolivia, cómo era su cultura, su música, su historia. No sabía si mi viaje sería meramente turístico o el cambio radical de vida que ha sido.

Los últimos fines de semana de los últimos años en Santiago, los pasaba en una discoteca llamada “Blondie”, donde ponían estos géneros provenientes del post punk británico. Era lo único que me gustaba bailar y, claro, música electrónica para completar el atormentado personaje de tribu urbana.

Alcancé a estar 6 meses en la banda de un amigo que pretendía hacer tributo a Fito Paéz, pero nunca llegamos a pasar de dispersos ensayos. Una querida amiga conoció a Ciudad Líquida cuando tocaron en un desaparecido local en la presentación de un cómic, haciéndose amiga de ellos, quienes le comentaron que el Ale Ustarez (ex vocalista y uno de los fundadores) iba a dejar la banda para irse a Chile a estudiar ingeniería de sonido.

Habían probado a algunas personas, pero al parecer no era lo que buscaban. Así que una semana después de ese lunes 8 de abril en que pisaba La Paz (mis ojos se enterraban en todo lo que veía para poder capturar lo nuevo, era maravilloso) estaba en esa especie de inter audición con la banda.

músicaPara mí fue como amor a primera vista, comenzaron a salir las composiciones, ensayos y ensayos, estuvimos en nuestra primera participación de la Marathón Rock, que se realizaba en un conocido y legendario local de música en vivo, en un barrio bohemio y artístico llamado Sopocachi (me costó aprenderme esa palabra). La Marathón Rock era un concurso que organizaban los dueños de este famoso boliche. Tenía grandes empresas auspiciadoras y una excelente cobertura de medios de radio, televisión y prensa escrita, donde te encontrabas con grandes personajes de la música del medio paceño como el brillante Papirri.

Habían varios programas de televisión dedicados al rock, a la música, y había mucho interés de estos medios por lo que estaba pasando en la escena. Entrar en la programación de cierta radio muy famosa en esos momentos era lo máximo. Había varios locales donde se podía tocar, a pesar que no contaban con la infraestructura necesaria para ello, pero al menos servía para comenzar a tener la experiencia, la valiosa experiencia de ser una banda de rock. En la maratón debías lograr que vaya la mayor cantidad de gente si querías ganar, sin embargo también te podía salvar el jurado por tu propuesta o calidad musical si no tenías muchos amigos (como era nuestro caso).

Cada noche del concurso era extremadamente emocionante, durante la semana te hacían entrevistas, tenías que pegar afiches de tu fecha, repartir volantes, vender entradas, eran las primeras pruebas de sonido formales que conocíamos, habían expectativas de tu banda, de la banda de tus amigos o conocidos, por ver quién se llevaría el sagrado premio de la grabación de un disco. Como tenías que llevar a tus amigos, a tu familia (hasta el perro si hubiera servido), todo el mundo andaba hablando del tema y salías en la tele hablando en algunos casos tímidamente de lo que hacías, en la radio, en el periódico, casi como si fueras una estrella. De esta manera iban saliendo más fechas para tocar, más propuestas, más movimiento de todo, y la promesa implícita de un anhelado futuro en la música.

músicaEstoy contando todo esto para explicar por qué elegí la sección que tengo en esta revista, que es hablar de proyectos o bandas nuevas. Porque hoy en día, las nuevas bandas y proyectos de rock que aparecen encuentran muy poco de esa efervescente década.

Pocos locales, pocas plataformas, poco interés de los medios, pocos o casi ningún programa de televisión dedicado a la música y menos al rock, sin desmerecer el esfuerzo “personal”, hago hincapié en “personal” de algunos, que con sus propios medios costean programas de rock nacional, festivales o crónicas periodísticas.

La idea que va más allá de la queja es hacer notar este vacío, con la única finalidad de que, de alguna manera, se produzca un cambio, una mirada más amigable a lo nuevo, un oído interesado y más manos abiertas para el que recién está empezando, ya que claramente si no hubiera sido por esta mencionada época de vacas gordas, mi banda, como varias otras que se consolidaron en el medio paceño, no hubieran podido conseguirlo. O  al menos tener la opción, alimentar ese sueño que hoy construimos con nuestras manos.

RaroNeat’s, creando su propio espacio

RaroNeat's

En el año 2014 una banda, RaroNeat’s, lanzaba su primer álbum, con todas las expectativas que en 4 años de existencia se podían hacer. Con las 11 canciones que conformaron su primer disco, titulado Pasiva Ansiedad, estas criaturas procedentes de la ciudad de Cochabamba, Bolivia, daban un primer grito a dos voces para dejar en claro que estaban vivos.

Ver ahora!Descargar ahora!

RaroNeat’s se forma como un proceso natural, en la época del colegio para divertirse mucho tocando covers de bandas punks, con integrantes que ya no permanecen, salvo por el fundador del proyecto Mario Morató Toranzos, quien, además de tocar la guitarra al revés, también hace las letras de los temas. En la otra guitarra encontramos al recién integrado Michel Castro Espinoza, en el bajo a Kevin Sánchez Linares, y a Fabrizio Eróstegui Losantos en la batería.

Pero cuando decidieron que la música era algo serio en sus vidas, allá por el 2011, la banda tenía a Carolina Maldonado Solís como vocalista, con quien concibieron su sonido en los comienzos, compartiendo con Mario, bastante equitativamente, el frente del escenario y la voz principal en los temas del disco. Ella también escribe una de las letras, la canción número 4 de esta primera producción llamada “Cambios”.

Por esta razón fue un golpe bastante fuerte para el grupo verla partir. Habían definido el sonido vocal como un dúo y no se imaginaban a la banda sin una chica cantando en ella. Además de eso, se suma también la retirada de otro miembro y gran amigo, quien fuera el primer guitarrista de la agrupación, Marcelo Muriel Zelada, que se mantuvo hasta un tiempo después de la grabación del “Pasiva Ansiedad” para dedicarse a otros proyectos musicales.

Intentando por 3 meses encontrar un reemplazo para Carolina, la banda se da por vencida y decide dejar de perder el tiempo y asumir lo que quedaba: la necesidad de seguir haciendo música a cómo de lugar.

Mario asumió el rol del que se escabullía un poco… delante de la banda y enfrente del público, para cantar sus propias letras y exponer por sí mismo las situaciones de su vida, canalizando experiencias que han producido diferentes cambios, expresando deseos quizá reprimidos, revelando los primeros pasos de un camino de autoconocimiento, inspirado, como muchos, por todo y por nada, sin sustraerse a la influencia literaria de quien admira demasiado: el psicomago A. Jodorowsky.

RaroNeat’sEl sonido de RaroNeat’s parte con influencias de la década de los noventa (como Foo Fighters por ejemplo para Fabricio), algo de pop, rock clásico británico, entre otras vertientes y de bandas Indies por sobre todo, asimilando siempre lo nuevo que uno y otro integrante de la banda lleva y trae. Cabe destacar la gran admiración de Kevin por el maravilloso Paul McCartney, y la inexorable huella de los chilenos Los Bunkers en las guitarras de Mario. De esta manera se entiende que estamos ante un proceso de construcción que aún tiene mucho por delante y que poco a poco coloca sus cimientos.

Las mejores presentaciones en vivo, opina Fabrizio, son aquellas donde la gente y amigos cantan, saltan y bailan con la banda. Esto les quita el mal sabor del sonido deficiente que muchas veces se aguanta en los locales de música en vivo, que por ignorancia, falta de interés o recursos, no invierten en equipos y sistemas de mayor calidad para los grupos, que cada fin de semana aportan con covers o composiciones que, como en el caso de RaroNeat’s, ya cuenta con cuatro videos del primer disco.

Algunos de ellos son: “Ni gloria, ni victoria”, con una letra crítica e instigadora; o “Más Allá”, tercer sencillo del álbum debut, una balada existencialista que dice: “Buscando la claridad en lo oscuro, no intento… sólo procuro, encontrar la paz, más allá de los muros”, compuesta mientras se miran partir los aviones, tal vez, en los frondosos alrededores del aeropuerto de Cochabamba.

Hay que tener cuidado con éste cuarteto que ya prepara un EP para el presente año, porque lo que no reciban… lo irán a buscar por ellos mismos. Por ejemplo, Sonido Activo, que es un festival organizado por ellos y autofinanciado por las bandas participantes, que al no conseguir un lugar en los grandes eventos donde priman agrupaciones consagradas, deciden crear su propio espacio desde el pasado 2015,  “¿Por qué no?”, dice Mario con tranquilidad, quien no se imagina la vida sin su proyecto. Esperemos que así sea. Larga vida a RaroNeat’s.

Ver facebook